Jesus Christ Prison Ministry

YAHVÉ

Bueno, ¿qué hacemos con la palabra “Yahvé”? Recibo tantas cartas preguntando si debemos usar este nombre, y solo este nombre. ¿Es mal no usarlo? Si uso este nombre, ¿me traerá beneficios especiales adicionales? ¡No! A todas las preguntas.


Pero tu dice, hay quienes me han mostrado texto tras texto que muestra que debemos usar el nombre de “Yahvé” y que es muy importante. Bueno, pueden mostrarle texto tras texto, pero ninguno de esos textos tiene la palabra original en él. Pueden decir “Yahvé”, pero “Yahvé” no es la palabra original. (Véase el capítulo anterior.)

La palabra en hebreo es: 


01961 hayah {haw-yaw} una raíz primitiva [compare 01933]; TWOT - 491; v AV - era, llegar a pasar, vino, ha sido, sucedieron, convertirse, pertenecieron, mejor para ti; 1) ser, convertirse, llegar a pasar, existir, suceder.


La cita anterior es de la Concordancia Hebrea y Griega de Strong. Permítame explicar un poco, otra vez, sobre la Biblia. El Antiguo Testamento fue escrito en hebreo, con unos seis capítulos escritos en arameo. El Nuevo Testamento fue escrito enteramente en griego, excepto por un capítulo en arameo. “El texto hebreo antiguo consistía sólo en consonantes, ya que el alfabeto hebreo no tenía vocales escritas. Los signos de las vocales fueron inventados por los escolares judíos de Masoretic en el sexto siglo d.C. y más adelante.” Compton’s Interactive NVI.


Ahora ese último es muy importante. NINGUNAS VOCALES se usaron en los escritos originales del Antiguo Testamento, y ningún espaciamiento entre las palabras. La palabra real para lo que llamamos “Yahvé” fue escrita, “YHV”. Ahora, dígame si lo haría, ¿cómo se pronuncia eso? No puedes. Para explicarlo para que pueda entender el problema con mayor claridad, este es el problema que enfrentaron:


“tqrmchyqrqssslv”


¿Qué dijo eso? Eso dijo, “Te quiero mucho y quiero que seas salvo.” ¿Te diste cuenta por tu cuenta? ¿Notó que no hay vocales en esa frase? Ese es el problema de tratar de construir una teología alrededor de la palabra “Yahvé”. No se puede hacer.


Ahora, tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento fueron escritos sin puntuación. Se escribieron sin “capítulos” o “versos”. Por lo tanto, no ibas caminando en el día de Cristo citando Génesis 5: 7. No había tal cosa. Simplemente hacias lo que Cristo hizo, declarabas el libro del que estabas citando y te lo sabías o no.


“Las divisiones capitulares que utilizamos hoy fueron hechas por Stephen Langton, arzobispo de Canterbury, que murió en 1228. La división del Nuevo Testamento en sus versos actuales se encuentra por primera vez en una edición del Nuevo Testamento griego publicado en 1551 por un impresor en París, Robert Stephens, quien en 1555 también trajo una edición de la Vulgata que fue la primera edición de la Biblia entera para aparecer con nuestros capítulos y versículos actuales. La primera Biblia inglesa que se dividió de esta manera fue la edición ginebrina de 1560.” Compton’s Interactive NVI.


Bueno, lo que estoy tratando de decir es, tenga mucho cuidado con la gente que corren alrededor diciendo esto o aquello sobre la Biblia. Especialmente cuando se trata de puntuacionamientos y pronunciaciones. Tenga en cuenta que estamos hablando en español y la Biblia fue escrita en hebreo y griego. Sólo ese hecho por sí solo debe hacerte muy cauteloso acerca de cualquier pronunciación.


No sólo escribían sin las vocales, ni siquiera usaban, o pronunciaban el nombre, “YHV”. “En una fecha tardía se convirtió en un asunto de escrúpulo vinculante no pronunciar el nombre divino, y los judíos (en leyendo las Escrituras) habitualmente sustituyeron el nombre adonai, que significa “Señor.” Compton’s Interactive NVI.


Ahora, ¿cómo vas a saber tu, que hablas español, como pronunciar un nombre escrito sin vocales en otro idioma y ni siquiera pronunciado porque los judíos consideraban que era demasiado santo para decir el nombre? Perdieron la pronunciación de ese nombre. Ya no se sabe.


Por lo tanto, cualquier argumento sobre el nombre de Jehová o Yahvé es estúpido e inútil para cualquier cosa. Sueltalo y déjalo. El diablo es la única persona que haces feliz con tanta estupidez. Dios está entristecido por el tiempo perdido que gastamos en semejantes tonterías. “Evita las necias controversias y genealogías y las discusiones y disputas absurdas. . . , porque éstas son vanas e inútiles. Advierta una persona divisiva una vez, y luego advierta una segunda vez. Después de eso, no tengan nada que ver con él. Usted puede estar seguro de que tal hombre es deformado y pecador; él es condenado por sí mismo.” Tito 3:9-11.


Puesto que no sabemos cuál era la palabra actual que se usó, la mayoría de las traducciones modernas simplemente usan la palabra “SEÑOR” al aplicarla a esa persona designada por Yhv. Eso tiene sentido. Vamos a mantenerlo simple para que sepamos de quién estamos hablando. Dios está complacido con eso.


¿Entonces que llamamos a Jesús? Lo llamamos lo que la Biblia dice llamarlo. Puedes llamarlo cualquiera de los más de 40 nombres que se usan para designarlo. Lea su Biblia cuidadosamente y vea cuantos nombres y títulos tiene. Luego, utilice el que te gusta. Jesús está más interesado en su obediencia, que en lo que usted lo llama. En Juan 14:15 Jesús dijo: “Si me amáis, obedeceréis a lo que yo ordeno.” Él no dijo: “Si me amáis, me llamaréis por tal y tal nombre”. Tenga esto presente, y sigamos con obedecerle:


1. Sea perfecto
2. Deje de pecar
3. Cumple los Diez Mandamientos para “obtener” la vida eterna


Eso es todo lo que Jesús quiere de nosotros. Ese es el evangelio de Génesis a Apocalipsis.


Otro punto de interés. La persona en el Antiguo Testamento con la designación YHV es Aquel a quien llamamos Jesús en el Nuevo Testamento. En ningún momento Jesús reprendió a nadie por llamarlo Jesús, o Cristo, o Mesías, o Rey, o Señor, etc. No importa lo que lo llames. Sólo quiere que lo llames todo el día.


De hecho, cuando los discípulos se acercaron a Jesús y le preguntaron cómo debían dirigirse al Padre, cómo debian orar, Jesús no les explicó la manera “apropiada” de usar a YHV. Si era importante, si “agradaba” a Jesús o al Padre ser llamado ese Nombre especial, entonces Jesús lo habría hecho perfectamente claro. No lo hizo. En su lugar, utilizó una expresión coloquial de cariño muy común, “Pater” en el griego. Esta palabra significa “Padre”. Lo encontrarás una y otra vez en el Nuevo Testamento (Mateo 6:9). No seas un hipócrita (Mateo 6:5) y le digas a la gente qué nombre deben usar para “agradar” a Dios. Él sólo está complacido si usted lo llama para que le ayude a obedecerle para librarse del pecado en su vida.


Así que, ¿por qué se puso un énfasis tan importante en “YHV” en el Antiguo Testamento? Creo que Jesús tenía/tiene nombres especiales para designar sus muchos papeles y posiciones en su trabajo en el cielo y en la tierra. En el cielo, Jesús se llama “Miguel”. Ese es su nombre celestial. En el Antiguo Testamento Jesús, en la época de Moisés, fue llamado “YHV”. Cuando Dios dio el nombre “YHV” a Moisés para dar a Israel, fue como un “memorial” de su salida de la tierra de esclavitud. No tenía nada que ver con la “salvación” o “vida eterna”. Debían recordar este nombre especial para el trabajo especial que Dios hizo en liberarlos de la esclavitud de Egipto. Si tenía que ver con la vida eterna, entonces tenemos un problema real. Todo el mundo, antes de Moisés hubiera sido sin la vida eterna. Eso incluiría a Noé, Abraham, Isaac y Jacob. Ninguno de ellos conocía a Dios por “YHV”. Durante 2,500 años nadie había conocido el nombre “YHV”. De hecho, antes de Moisés, todos ellos conocían a Dios solo por el nombre “Eloheem”. (Génesis 32:30) ¿Están todos ellos perdidos? ¡No! La salvación ha sido siempre el cumpliendo de los diez mandamientos. Dios nunca ha cambiado sus reglas de salvación. “YHV” era solamente para Israel. Éxodo 3:13-15; 6:2, 3. En el nuevo testamento el ángel dijo, “Le pondrás por nombre Jesús”. Cada nombre era un significado especial para sus diferentes responsabilidades. “Jesús” significa “salvar”. Eso es lo que Jesús vino a hacer, salvarnos de nuestros pecados. Hasta que murió, no fue nuestro “Salvador” del pecado.


Había muchas actividades que eran necésarias y requeridas en el Antiguo Testamento pero no se necesitan hoy, perdieron su significado en el Nuevo Testamento.


El nombre “YHV” Circuncisión
Días festivosServicios del Templo Sacerdocio levítico
Palo para cavar un agujero para el excremento: (Deut.23:12-14) Sacrificios del Cordero


Estos y muchos más fueron eliminados en la cruz y cuando Israel dejó de ser una nación. Ya no son importantes. Nunca fueron importantes para la salvación. Lo único importante para la salvación es: “La circuncisión no es nada y la incircuncisión no es nada. Cumplir los mandamientos de Dios es lo que importa.” 1 Corintios 7:19.