Jesus Christ Prison Ministry

Un Grave Misconcepción

En este punto de nuestro estudio siento que es necésario hacer una aplicación práctica de lo que hemos estado estudiando. Hemos hablado mucho sobre obras, obediencia y cumpliendo con nuestro deber. Estos conceptos están todos en la Biblia. Sin embargo, lo que más se escucha en las iglesias paganas modernas de hoy es el concepto de “relación”.

Esto es como más a menudo vas a encontrarse con este concepto. “Oh, la obediencia está bien, pero antes de que podamos ser obedientes, debemos desarrollar una relación con Jesús.” O, “Guardando los Diez Mandamientos está bien, pero antes de que podamos hacer eso, debemos tener una relación de amor con Jesús”. O, “Sólo por medio de Jesús podemos guardar los Diez Mandamientos, por lo tanto debemos primero desarrollar una relación con Él para guardarlos”. O “Guardamos los Mandamientos porque somos salvos, no para ser salvos”.


Entonces, por supuesto, continúan pecando. Ellos hablan de sí mismos como “teniendo una relación con Jesús” y “siendo salvos”, sin embargo, siguen siendo desobedientes. Ellos niegan sus propios argumentos. Permítanme explicarle la una y única manera de desarrollar una relación con Jesús, como se describe en la Biblia.


Lucifer estaba en la presencia de Dios. Él tenía una relación con Dios, pero eso no le impidió de ser desobediente y pecar. Siendo desobediente lo expulsó del cielo. Ahora ya no puede desarrollar esa relación.


Lo mismo ocurre con nosotros. Si usted está viviendo con alguien en un intento de conocerlos, pero no los obedece, no puede desarrollar una “relación”. Si vas por la casa quebrando cosas y heriendo a la otra persona, se te pedirá que te vayas. Entonces, ¿qué relación será capaz de construir?


Por otro lado, si usted está viviendo con alguien en un intento de conocerlos y construir una relación, lo primero que debe hacer es ser cortés. La segunda es ser obediente. La tercera es cumplir con su deber. Al hacer todas estas cosas usted será capaz de permanecer en la presencia de esa persona. Al permanecer en la presencia de esa persona será capaz de desarrollar una relación.


Esta es la razón por la cual no hay ningún texto en toda la Biblia que nos diga “desarrollar una relación” con Jesús. Lo que la Biblia entera nos manda hacer es ser obediente. Sólo por siendo obediente a Jesús, siguiendo Sus pasos, podremos desarrollar una relación con Él. Es entonces, a través de esa relación, que podremos entrar en Su hogar y pasar la eternidad desarrollando una relación más cercana. Sin obediencia no podremos entrar en esa relación y no seremos aceptados en Su hogar. Pasaremos la eternidad en la muerte.


Supongo que una buena analogía es una persona que quiere estar en la mejor condición física y mental. Se puede sentarse allí soñando de estar en mejores condiciones físicas y mentales, mientras comiendo mucho en tentempié y comida insalubre; o puede levantarse y comenzar el proceso de comer, de pensar y de ejercitar en obediencia a las leyes del acondicionamiento físico y mental superior.


Como en el mundo físico, debemos continuar hacer ejercicios y comer adecuadamente para mantener nuestras mentes y cuerpos en excelentes condiciones, así tambien debemos. “... continuar llevar a cabo nuestra salvación con temor y temblor”. Filipenses 2:12.


Vivir una vida justa, santa y perfecta ayer no te llevará al cielo hoy. La palabra clave es “continuar”. Te imploro que no escuches al humanismo mundano y las enseñanzas paganas que viene de sus iglesias paganas que enseñan que todo lo que tenemos que hacer es “creer” o “tratar” o “tener fe” en Jesús. Puedo decirle que el diablo cree y tiene más fe en Jesús que usted. Lo único que separa al cristiano de los seguidores de Lucifer es la obediencia. Escucha solamente a Jesús y Sus enseñanzas: “Deja de pecar”, “ser perfecto” y “guarda los Diez Mandamientos para obtener tu vida eterna” para entrar en el cielo. Él es el único Camino. Él es la única Verdad. Él es la única vida. Cualquier otra cosa es la muerte eterna.