Jesus Christ Prison Ministry

TIEMPO

¿Cuándo llegará el fin del tiempo? ¿Cuándo ocurrirá todo esto? ¿Cuáles son las señales de Su venida? ¿Están todavía por llevarse a cabo, o la mayoría ya se han cumplido? En esta sección, voy a presentarlo para usted de una manera, espero, que pueda ver CLARAMENTE, hasta qué punto estamos en el fin del tiempo.



Repasemos lo que ya hemos aprendido


Daniel dos nos dijo que el tiempo continuaría abajo desde la cabeza de oro, Babilonia en 605 aC hasta los dedos de los pies, nuestro día. En ese tiempo, y “En los días de estos reyes el Dios del cielo establecerá un reino que nunca será destruido, ni entregado a otro pueblo, sino que permanecerá para siempre y hará pedazos a todos estos reinos.” Daniel 2:44.


Sólo tomando ese texto encontramos que estamos viviendo en los últimos días. No habrá otra nación de Europa Occidental de subir y tomar el lugar de los diez dedos: Inglaterra, Alemania, Suiza, Francia, Italia, Portugal y España. (Como aprendimos antes, tres fueron desarraigados por la Iglesia Católica y ya no son parte de este mensaje.)


La siguiente profecía de gran tiempo se da en Daniel siete. En Daniel siete, versículo 25, se nos dice que “los santos serán entregados a él (la Iglesia Católica) por un tiempo, tiempos y medio tiempo”. Como haz estudiado, ese período de tiempo fue de 538 dC a 1798 dC cuando el Papa fue llevado cautivo. Eso cumplió la profecía del tiempo de Daniel siete y Apocalipsis 12:6, 14; 13:3, 5. (Tiempo, tiempos, la mitad del tiempo; 1260 días; y cuarenta y dos meses son todos el mismo período de tiempo.)


La próxima profecía de tiempo que nos trae hasta nuestros días es Daniel 8:14 y 9:25-27. Como hemos aprendido antes, estas profecías son una. Comienzan en el año 457 aC y se cumplen en un continuo de fechas sucesivas hasta nuestros días: 457 aC, 408 aC, 27 dC, 30 dC y 1844 dC.


Echemos un vistazo a algunas profecías más y veamos lo cerca que nos llevan al cierre de la libertad condicional. Los discípulos se acercaron a Jesús un día y le preguntaron: “¿Cuándo pasará esto, y cuál será el señal de tu venida y del fin del mundo?” Mateo 24:3. En misericordia a los discípulos Jesús respondió a esta pregunta en combinación. Una parte de esta combinación tenía que ver con la destrucción de Jerusalén. La otra parte tenía que ver con el fin del mundo. Dado que ambos son paralelos entre sí, tiene mucho sentido que Jesús combine las alegorías. Además, para los discípulos, la destrucción de Jerusalén fue para ellos el “fin del mundo” o “fin del tiempo para ellos”.


En cada “edad” hay un “fin del tiempo” para esas personas. Las profecías de la Biblia tienen un cumplimiento primario y muchas realizaciones secundarias que serían entendidas por cada generación. Si fueras un judío o cristiano en el tiempo de los discípulos, tu fin de tiempo vendría con la destrucción del Templo. En tu mundo ese sería el final. Martín Lutero, basado en la lectura de la profecía tal como la entendía, pensó que el fin del tiempo sucedaría en su día, los 1600’s.


En el versículo cuatro encontramos el primer señal que trata más específicamente con el final de Jerusalén. Después de Cristo, mucha gente se surgió y afirmó de ser EL “Mesías”. Sin embargo, los discípulos habían sido advertidos. Todos los cristianos verdaderos no les hicieron caso. Hoy no nos seríamos engañados por tal afirmación. Sabemos que el Mesías ya ha venido. Sin embargo, si usted lo dice en otras palabras un poco, se oye muy familiar. “Tengo a Cristo viviendo en mí.” “Vengo en el Nombre de Cristo.” “Estoy lleno del Espíritu Santo.” “Nuestra iglesia está llena del espíritu.” “Nosotros hablamos en lenguas.” “Yo soy profeta tal y tal”. “Nuestra iglesia es el remanente”. “Debes pertenecer a nuestra iglesia”.


¿Parece familiar? Jesús dijo que estos “engañaría a muchos”. Mateo 24: 5. Sólo porque afirman tener el Espíritu Santo, o afirman tener a Cristo viviendo en ellos o afirman venir en el Nombre de Cristo, no significa que trabajen para Jesús. ¡Cuidado! Debemos llevar todo a la Biblia y probar el espíritu que está afirmando tener a Cristo. Si el espíritu enseña las enseñanzas de Jesús: deja de pecar, ser perfecto y guarda los Diez Mandamientos para “obtener” la vida eterna, es de Dios. Si no, es del diablo. 2 Juan 1:8-10.


El siguiente es guerras y rumores de guerras, nación contra nación. La nota interesante acerca de esta predicción es que Jesús dijo que no se preocupe por esta parte de la predicción. Siempre habrá guerras y conflictos, y esas son cosas cotidianas y no tienen nada que ver con el fin de los tiempos. “Oirás de guerras y rumores de guerras, pero asegúrate de que no estés ALARMADO. Tales cosas deben suceder, pero el fin está por venir.” Mateo 24:6.


Entonces, ¿qué buscamos? “Hambrunas y terremotos en varios lugares. Todos estos son el comienzo de los dolores de parto.” Mateo 24:7,8. “Nación se levantará contra nación, y reino contra reino. Habrá grandes terremotos, hambres y pestilencias en varios lugares, y eventos temerosos y grandes señales del cielo.” Lucas 21:10. (Esto está sucediendo hoy como nunca antes en la historia de la tierra. ¿Estás leyendo las noticias? Mira el terrorismo.)


Ahora estamos llegando a algún lugar. Osea, es el diablo quien le gusta provocar hambrunas, terremotos, pestilencia, etc. El Señor Jesús siempre está tratando de protegernos de estos asaltos del diablo. Dios nos ama. Sin embargo, si nos quitamos de Su protección, entonces seremos visitados con estas cosas. Hoy en día, la gente, los científicos y los gobiernos quieren que crees que estas cosas están sucediendo debido al calentamiento global. No lo son. Están sucediendo porque el mundo ha rechazado las leyes de Dios. Es una cosa de pecado.


Job fue un ejemplo. El Señor quitó Su protección para que el universo y el mundo pudieran ver el verdadero carácter del diablo. Esta fue una circunstancia muy especial. En el fin de los tiempos, Dios ha prometido, como los israelitas en Egipto, que ninguna de estas plagas caería sobre Su pueblo especial que está ganando su salvación eterna por la obediencia a los Diez Mandamientos.


La razón por la que están cayendo sobre el mundo es porque el mundo ha rechazado las verdades de Dios. Se volverán más RELIGIOSOS, pero no cristianos. El mundo establecerá sus propias leyes religiosas. Mira la aceptación de las drogas y la homosexualidad. Pronto el mundo pasará la ley dominical obligando a todos a seguir la religión del diablo. Debido a eso, el Espíritu Santo está siendo retirado (empujado lejos) del mundo y está siendo derramado en mayor poder sobre los justos que guardan los Diez Mandamientos de Dios y Su día de reposo del Séptimo Día.


En los versículos 10 al 12 encontramos:


  •  Muchos se apartarán de la fe
  •  Muchos unos a otros se traicionarán y se odiarán
  •  Surgirá un gran numero de falsos profetas
  •  Mucha gente siendo engañada
  •  Aumento de la maldad
  •  El amor de la mayoría se enfriará


¿Lo vemos eso hoy? En ningún otro momento de la historia, excepto por el tiempo que precede directamente al diluvio, encontramos todas estas cosas sucediendo. Ahora están sucediendo. Son y siempre han sido la verdadera prueba de la llegada de un desastre. Dios sólo está interesado en la justicia. Como aprendimos antes, si hubiera sólo 10 justos en Sodoma y Gomorra, Él los habría salvado.


Si Jerusalén tuviera sólo unos cuantos justos en ella, Dios no la habría destruido por los ejércitos de Babilonia. Pero debido a que en el tiempo del diluvio, Sodoma, Egipto, Jerusalén en 605 aC, Jerusalén nuevamente en el año 70 DC y el mundo de hoy, sólo hay un remanente de justos, Dios debe destruir el mundo y rehacerlo. Él no puede tolerar el pecado. El mundo entero ha rechazado la Ley de Dios y no puede ser detenido.


“Así que cuando vean en el lugar santo la ‘abominación que causa la desolación’, hablada por medio del profeta Daniel - que el lector entienda - ... porque entonces habrá gran tribulación, inigualable desde el principio del mundo hasta ahora - nunca para ser igualado de nuevo.” Mateo 24:15, 21.


¿Qué se debe ser santo? Las iglesias, nuestros cuerpos y la Palabra de Dios junto con los Diez Mandamientos deben ser santos. ¿Que está sucediendo hoy? Las iglesias ya no enseñan la verdad de la Palabra de Dios. Han mezclado humanismo, socialismo y evolución en su enseñanza. Ya no se enseña la Palabra de Dios como la Roca en la que podemos basarse en, sino como una filosofía en la que nossotros los pequeños humanos tontos podemos mejorar. Los Diez Mandamientos ya no se enseñan como relevantes para nuestras vidas. (Por lo menos no todos ellos). “Salvos por gracia” (amor incondicional) se enseña en lugar de “Salvos por obediencia”. La homosexualidad y las mujeres ordenadas ahora son aceptadas en la iglesia. Toda una “abominación” al Señor.


La “tribulación de esos días” de que Jesús habló, se refirió específicamente a los 1260 años que serían gobernados por la Iglesia Católica. Ese tiempo terminó, como fue notado anteriormente, en 1798. Sin embargo, un tiempo paralelo de tribulación llamado el tiempo de angustia de Jacob pronto estallará sobre nosotros.



¿Qué tan cerca está el fin de los tiempos?


Jesús dijo que “Inmediatamente después de la tribulación de aquellos días” ocurrirían ciertos señales en el cielo. ¿Cuáles eran esos señales? En Apocalipsis se nos da una descripción más completa de estos eventos. Apocalipsis 6:12, 13 se describe como tal:


  • Hubo un gran terremoto
  • El sol se oscurecerá
  • La luna no brillará más (tonarse roja)
  • Las estrellas caerán del cielo


Si revisa su enciclopedia, encontrará que estos eventos ya han sucedidos. Hagámoslas en orden.


  •  “El terremoto de Lisboa de 1755. Portugal, España y el norte de Marruecos fueron sometidos a tres fuertes temblores en la mañana del 1 de noviembre de 1755. Lisboa estaba cerca del extremo norte de una zona de gran daño que se extendía hacia el sur en Marruecos. Era el Día de Todos los Santos y, como muchas de las iglesias fueron destruidas, la pérdida de vidas era muy pesada. En Lisboa, probablemente el 20 porciento o más de la población pereció como resultado del terremoto o la gran ola de mar generada por él, y más de la mitad de las casas fueron arruinadas. Los temblores se hicieron sentir en gran parte de Europa, afectando un área de por lo menos 1,500,000 millas cuadradas.” Collier’s (¡Quedar fuera de las iglesias!)


  •  “Casi, si no completamente solo, como el fenómeno más misterioso y todavía inexplicable de su clase, en el diversificado variedad de eventos de la naturaleza, durante el siglo pasado, se encuentra el Día Oscuro del 19 de mayo de 1780, un oscurecimiento más inexplicable de todo el cielo y la atmósfera visible en Nueva Inglaterra, lo que provocó una alarma y una angustia intensas para multitudes de mentes, así como la consternación en la creación animal, las aves huyendo, desconcertadas, hasta sus perchas, y los pájaros a sus nidos, y los reses retornando a sus compartimientos. De hecho, miles de personas buenas de ese día se convencieron plenamente de que había llegado el fin de todas las cosas terrenales; muchos abandonaron, por el momento, sus actividades seculares y se dedicaron a las devociones religiosas.” “Nuestro Primer Siglo” por R.M. Devens, publicado en 1879

 

  • Esa noche, cuando la oscuridad terminó, la luna se oscureció y parecía rojo como la sangre.

 

  • “Se han conocido ocurrir extensas y magníficas lluvias de estrellas fugaces en diversos lugares de los tiempos modernos; pero lo más universal y maravilloso que jamás se ha registrado es el del trece de noviembre de 1833, todo el firmamento, sobre todo los Estados Unidos, estando entonces, durante horas, en la conmoción ardiente! Ningún fenómeno celestial ha ocurrido en este país desde su primer asentamiento, que fue visto con tanta admiración por una clase de la comunidad, o con tanta temor y alarma por otro ... Durante las tres horas de su continuidad, se creía que el juicio sólo esperaba el amanecer ... En muchos lugares se celebraron reuniones improvisadas para la oración.” “Nuestro Primer Siglo” por R.M. Devens, publicado en 1879


Como se puede ver, estamos en el fin de la historia de la tierra. Todas las profecías de tiempo llegaron a su fin, en o antes de 1844. Todos menos uno, la profecía del tiempo que nos dice la duración de las plagas. La Biblia dice que ya no hay tiempo. Apocalipsis 10:6. Qué cierto es eso. Somos como el mundo antes del diluvio, viviendo en tiempo prestado. El arca de Dios está siendo construida ahora mismo para albergar el remanente de Dios. ¿Está usted listo para abandonar el mundo y sus iglesias para prepararse para un nuevo mundo?


Un punto interesante se puede hacer con Noé y su arca. Me parecería que si usted viviera en ese día y tuviera dinero, ¿qué haría? ¿Tomarás el riesgo de que Noé posiblemente no esté en lo correcto? ¿Construirías un arca, por si acaso? No tengo ningún problema con el concepto de que puede haber cientos de arcos tirados por la cordillera de Ararat. Esa podría ser la razón por la cual tantas personas dicen haber encontrado “el” arca.


Pero usted ve, Dios no dijo, construya su propia arca. Les dijo que tenían que entrar en el que Noé estaba construyendo. Incluso si no era bonito o lujoso. Incluso si tuviera que alimentar a los animales y mover el estiércol con la pala. Podría ser apestoso y maloliente, pero era el que te salvaría. ¿Por qué? Porque Dios lo dijo. Era el que tenía Su protección. Requieró humildad entrar en él.


Es posible que haya tenido su arca sentado detrás de la casa, por si acaso. Y cuando llegó la lluvia, tu familia pudo haber tenido tiempo de brincar adentro y cerrar la puerta. Pero no sobreviviste porque el diluvio fue tan grande, la tormenta fue tan intensa, que incluso Satanás temió por su vida. Tu arca, junto con todos los demás, se filtraron, se hundieron y fueron destruidos.


Pero tú dices, Jesús dijo que no saberíamos el día ni la hora; que sólo el Padre sabe estas cosas. Estás en lo correcto. No sé el día ni la hora. Sin embargo, podré decirle el año. Osea, Jesús viene como ladrón en la noche, no a los justos, sino a los impíos.


“Ahora bien, hermanos, acerca de tiempos y fechas no necesitan que les escriba, porque ya sabe que el día del Señor llegará como ladrón en la noche. Cuando estén diciendo: ‘Paz y seguridad’, vendrá de improviso sobre ellos la destrucción, como le llegan a la mujer encita los dolores de parto. De ninguna manera podrán escapar” 1 Tesalonicenses 5:1-3.


Aquí hemos declarado muy claramente que el día del Señor viene sobre los que están diciendo ‘Paz y seguridad’. Mire el mundo que te rodea. ¿Qué escuchas? Todo el mundo está hablando de la paz y la seguridad de la iglesia. La paz y la seguridad de ser un cristiano. La paz y la seguridad del gobierno. Cómo el nuevo orden mundial traerá la paz y la seguridad a este mundo. Cómo todos nostros debemos llevarnos bien y unirnos en unidad y paz. Cómo el gobierno controlará nuestra economía y la Bolsa nunca se caerá de nuevo. ¡Oh sí! ¡Defensa del terruño!


Todo eso es una pérdida de tiempo. Están perdidos. No saben los tiempos de destrucción que están por delante de nosotros. “Ustedes en cambio, hermanos, no están en la oscuridad, para que ese día los sorprenda como un ladrón”. “Así pues, no debemos dormirnos como los demás, sino mantenernos alerta y en nuestro sano juicio” 1 Tesalonicenses 5:4, 6.


Toda la razón de Daniel, los capítulos 2, 7, 8, 9, y Apocalipsis son para prepararnos para el cierre de la libertad condicional. Si estás preparado, no te agarra durmiendo ni te sorprenderá por el ladrón. Apocalipsis fue dado para “mostrar a sus siervos lo que sin demora tiene que suceder ... lo que has visto, lo que sucede ahora y lo que sucederá después. Dichoso el que lee las palabras de esta profecía, y dichoso son los que la escuchan y hacen caso de lo que aqui está escrito, porque el tiempo de su cumplimiento está cerca.” Apocalipsis 1:1, 19, 3.


Si te están enseñando que está muy lejos y es para el futuro lejano, te están enseñando mal. Si te están enseñando acerca de un rapto secreto, te están enseñando mal.


El tiempo no se está acabando, se acabó!


“Ha llegado el momento de juzgar a los muertos.” Apocalipsis 11:18. Estamos viviendo los últimos meses de la historia de la tierra. ¿Estás listo para que tu libertad condicional se cierre? ¿Estás listo para conocer a tu Creador cara a cara? ¿Has cumplido con Su perfecta y justa Ley de amor? Si no, ¿estás listo para entregar tu vida a Él que te ama y se entregó por ti?


Como con el arca de Noé, también hoy. Muchas personas están tratando de construir su propia “arca”. Muchos están tratando de hacerlo a su propia manera. Mira todas estas iglesias y edificios que se están construyendo. Pero no te salvarán. ¡Deja de construir iglesias! No hay tiempo para eso. Usted se hundirá y quemará con ellos. El camino de Dios no es para edificios hermosos, sino para carácteres de perfección. Carácteres que representan la vida perfecta, justa y sin pecado de Jesús. Deja de intentar construir tu propia “arca” y subir a bordo de la que Jesús dice que entrar.