Jesus Christ Prison Ministry

La primera batalla, creo, que es la barrera psicológica más importante de vencer, es la adicción y cariño que tenemos para nuestros pastores, iglesias y denominaciones. En realidad es adoración de ídolos. En ninguna parte de toda la Escritura se dice que debemos “ir a la iglesia” para nuestra salvación. No habia edificio de iglesia para que Adán y Eva pudieran adorar adentro. No había edificio de iglesia para que Enoc caminara con Dios adentro. Trate de “caminar” con Dios en su siguiente servicio de iglesia y vea lo que te hacen. Tal vez le pidan que se vaya. Ése es precisamente el punto. Dios no quiere que “vayamos a la iglesia” en nuestras iglesias. De hecho, no hubo “iglesia” hasta 3,500 años después de Adán.

Volvemos a nuestros ejemplos. Noé no tenía ningún edificio de iglesia para adorar a Dios adentro. (A menos que usted cuente el arca como su “iglesia”, era una iglesia muy maloliente.) Todos estos Hombres de Dios, antes del diluvio, caminaron con Dios por “caminando” literalmente con Dios en la “iglesia” de Dios: los bosques y los campos de la naturaleza. Ahí es donde está Dios. Ahí es donde entraremos en comunión íntimo con Dios. ¿Por qué? Porque Dios hizo los bosques y los campos. Él creó la naturaleza. Ahí es donde está Dios.


El hombre prefiere adorar a sus dioses hecho por hombre en las iglesias porque el hombre construyó y creó el edificio de la iglesia. Les recuerda de su orgullo y su ego. Él va a adorarse a sí mismo e la religión que ha creado para suplantar la religion de Dios. Todo lo que hacen las iglesias de hoy es entrener. Es una religión de “sentirse bien” que glorifica las obras, la sabiduría y la educación del hombre. Ninguno está enseñando el verdadero evangelio y las enseñanzas de Jesús. Jesús no dijo: “Vaya y siéntate para ser entretenado en la iglesia”. Él nos dijo que fuéramos a enseñar sólo lo que El nos mandó. ¿Ven cómo las iglesias de hoy lo hace para que andas quebrantado el mandato de Jesús para sus leyes y tradiciones hechas por el hombre?


Fue después del diluvio que el hombre decidió construir la primera “iglesia”. Se llamaba la Torre de Babel. Dios no la apreció y la destruyó. Él no aprecia nuestras iglesias tampoco. Él las destruirá.


Abraham era un hombre de Dios. Nunca construyó una iglesia para adorar a Dios. Su hijo Isaac era un hombre de Dios y nunca construyó una iglesia para adorar a Dios. ¿Dónde adoraba? En el mismo lugar que todos los justos fueron, “Salió al campo una tarde para meditar.” Génesis 24:63. Eso es lo que estaba haciendo la noche que conoció a su futura esposa, Rebeca.


Pero tú dices: Moisés construyó un templo en el desierto. Sí, lo hizo. Pero no era una “iglesia”. No era un lugar donde la gente venía a adorar “ADENTRO”. Era una casa para los Diez Mandamientos y la Presencia de Dios en que pudiera vivir y estar entre Su pueblo. Sólo tres veces al año se reunía la gente en frente al Templo. (Trate de sugerirle eso a su iglesia: reunirsen sólo tres veces al año.) La gente salió y adoraban en los lugares tranquilos de los campos, valles, montañas y bosques. Afuera mientras atendían a su trabajo, al aire libre y en sus hogares, adoraban a Dios. Si alguien intentaba entrar en el templo, excepto un sacerdote, fue golpeado muerto.


Fue en los campos donde David primero aprendió a adorar e orar a Dios. Él era un pastor y escribió muchos de sus Salmos mientras cuidaba a las ovejas, o en el desierto cuando estaba huyendo de Saúl. Y Samuel nunca construyó una iglesia para la adoración. Todos sus servicios de adoración fueron conducidos afuera. 1 Samuel 9:12, 13.


En ninguna parte del Antiguo Testamento encontrará ningún edificio construido con el propósito de adorar a Dios como una “iglesia”. Encontrarás muchos textos y referencias históricas que muestran que los que construyeron “iglesias” eran los paganos. 2 Reyes 10:18-27. Todos los paganos construyeron templos para congregarse adentro y hacer su adoración pagana adentro. Pero los verdaderos adoradores de Dios no debían construir “iglesias”.


Fue durante la época del cautiverio judío de Babilonia que comenzaron a construir sinagogas. Ellos copiaron el sistema de adoración de “iglesia” de los paganos. Ahora tenían un lugar donde reunirse y adorar adentro, así como los paganos. Pero entiende, Dios no les dijo que hicieran esto. Esto era de diseño del hombre, no de Dios. Dios quiere que nos encontremos con Él en nuestros hogares, en nuestro trabajo y en Su naturaleza. Él debe ser un Dios real en nuestras vidas reales, no un Dios de sólo una vez por semana, en un edificio.


Ignacio Teóforo “fue padre apostólico y estudiante de Juan el Apóstol y fue el tercer obispo de Antioquía.” Él “nació en Siria, alrededor del año 50; murió en Roma entre los años 98 y 117.” Ignacio en sus cartas comenzó a expresar el concepto de una “iglesia visible” universal de la que “los que se separan de ella se cortan de Dios.” Wikipedia.


En lugar de que Jesús siendo la cabeza de la Iglesia Espiritual o “cuerpo de Cristo”, Ignacio quería que los hombres de la iglesia se sustituiran “en el lugar de” Cristo y controlaran la iglesia. ¿Recuerdas lo que Jesús dijo? “Los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad, porque el Padre está buscando a tales personas para adorarle. Dios es espíritu, y los que le adoran deben adorar en espíritu y en verdad” Juan 4:23, 24.


Desde el tiempo de Ignacio y adelante comenzamos a ver las iglesias “visibles” tomando forma y girando alrededor de los obispos. Ignacio instituyó el orden y la jerarquía de la “iglesia” de oficio afirmando que el obispo presidía “en el lugar de Dios” e para instigar la “primacía de la Sede de Roma”: el Papa. “Ignacio es declarado de ser el primer escritor cristiano conocido en argumentar a favor del reemplazo del cristianismo del sábado con el Día del Señor” (Wikipedia). En otras palabras, él comenzó el movimiento para comenzar un sistema de “iglesia” para ser “en lugar de” el sistema de iglesia espiritual de Dios y dentro de ese sistema de “iglesia” para sustituir al primer día Domingo pagano de estar “en lugar de” el sagrado 7º día Sábado de Dios de los Diez Mandamientos. Tenga en cuenta, en la Biblia, que el “Día del Señor” siempre ha sido el séptimo día del sábado de los Diez Mandamientos. Ignacio simplemente intentó igualar la frase “Día del Señor” con el primer día, domingo pagano. ¡Qué bien ha funcionado! También intentó igualar “iglesia” con Dios. ¡Qué bien ha funcionado! “Iglesia” y “Domingo” van mano en mano con los paganos.


“Los primeros lugares de reunión cristiana fueron casas convertidas llamadas titulas. Después de que el cristianismo fuera legitimado por el Edicto de Milán en 313, las basílicas y las iglesias centralizadas surgieron rápidamente en los próximos 50 años en todo el Imperio Romano.” Infopedia


“Desde el principio, la Iglesia fue organizada como una constelación de iglesias individuales, cada una centrada en una ciudad o pueblo, y cada una dirigida por un obispo. Los obispos de las ciudades más importantes ejercieron el liderazgo sobre las iglesias en las comunidades circundantes. En el siglo V, surgió un sistema de organización de iglesia en el que los obispos -conocidos como patriarcas- de las cinco grandes sedes de Roma, Constantinopla, Alejandría, Antioquia y Jerusalén presidían encima de la Iglesia en sus regiones respectivas, mientras se esperaba que el emperador protegiera la Iglesia y salvaguardar la unidad doctrinal.” Collier’s Encyclopedia, 1998.


Como se puede ver, las primeras “iglesias” de los primeros cristianos eran hogares. A lo largo del Nuevo Testamento leemos donde los cristianos se encontraron en los hogares. Cuando Jesús envió a los discípulos, los envió, no a los edificios de la iglesia o las sinagogas, sino a los hogares. “Cuando entres en una casa, primero di: ‘Paz a esta casa’. Si hay un hombre de paz, su paz descansará sobre él; Si no, volverá a usted. Quédate en esa casa, comiendo y bebiendo lo que te dan, porque el obrero merece su salario. No te muevas de casa en casa” Lucas 10:5-7.


Es interesante notar que Jesús, cuando hablaba de un lugar de oración, no habló de una sinagoga o templo, sino que dijo: “Mi casa será llamada casa de oración para todas las naciones.” Marcos 11:17. Interesante, una casa. En Hechos leemos que los primeros cristianos estaban “Día tras día, en los patios del templo y de casa en casa ...”. Hechos 5:42. ¿Por qué los “patios del templo”? Porque era allí donde estaban los judíos. Por lo tanto, los cristianos estaban allí para convertirlos.


Pablo dijo: “Tú sabes que no he dudado en predicar nada que te sea útil, sino que te he enseñado públicamente y de casa en casa”. Hechos 20:20. Yo veo, públicamente y de casa en casa. ¿Sería públicamente como lo que Jesús hizo, enseñando desde la orilla del mar junto al lago de Galilea? ¿O qué tal cuando Jesús estaba sentado en la barca de Pedro para enseñar a las multitudes? Tal vez fue como Jesús que se sentó en la ladera de la montaña para dar el “Sermón de la Montaña”? Es curioso, no recuerdo que la Biblia hable acerca de cualquier “sermón en la iglesia”? Usted sí? Me parece como que alguien está siguiendo el ejemplo equivocado en nuestras “iglesias” de hoy. Sí recuerdo que Jesús leyó las Escrituras en las sinagogas, pero lo arrojaron. Ellos le harán lo mismo si enseña lo que Jesús enseñó.


El autor de Hebreos dice: “Él (Jesús) fue fiel al que lo nombró, así como Moisés fue fiel en toda la casa de Dios. Jesús ha sido hallado digno de mayor honor que Moisés, así como el constructor de una casa tiene mayor honor que la propia casa. Porque cada casa es construida por alguien, pero Dios es el constructor de todo. Moisés fue fiel como siervo en toda la casa de Dios ...”. Hebreos 3:2-5. Me parece que la “casa” donde Dios quiere reunirse con nosotros no es un edificio de “iglesia”, sino el simple reunirse de cristianos que aman al Señor. El versículo 6 continúa diciendo: “Pero Cristo es fiel como Hijo sobre la casa de Dios. Y nosotros somos Su casa ...”. Yo veo, Dios quiere que nosotros seamos Su “casa” para morar. No hay mención de los costosos edificios de la iglesia.


1 Pedro 2:5 dice muy claramente que “también vosotros, como piedras vivas, estáis siendo construidos en una casa espiritual para ser santo sacerdocio, ofreciendo sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo”. Nosotros somos la iglesia. Dondequiera que nos encontremos, esa es la iglesia. Los textos al final de esta sección mostrarán claramente que la iglesia cristiana primitiva giraba alrededor de hogares, no de “edificios de iglesias”.


Ya ves, Dios quiere que seamos libres. Cada uno de nosotros debemos ser personalmente responsable ante Dios. Ningun hombre puede decirte tu deber. Puedo decirte lo que Dios dice. Puedo decirles acerca de la Rectitud. Pero es su responsabilidad aceptarla o rechazarla. Las iglesias deberían que ser libres. Las iglesias eran la gente dondequiera que se encontraban. El aspecto más importante de un sistema de iglesia-hogar poco consolidado era para que todos pudieran hablar su mente. Cada uno debería ser capaz de hablar lo que Dios había compartido con él / ella.


Este método de reunión y comunicación dejó a la iglesia libre de dictadura y control por el hombre. El Espíritu Santo podría entonces moverse entre la gente y los individuos podrían ser usados para hablar e instruir a la “iglesia”. Usted encontrará eso sucediendo a lo largo del Antiguo y Nuevo Testamento. Este texto le dará un ejemplo en el Antiguo Testamento. 2 Crónicas 20:14.


La verdadera iglesia de Cristo es poder reunirse y compartir ideas, compartir conceptos y mediante el uso del Espíritu Santo y mediante la búsqueda de las Escrituras, Antiguo y Nuevo, debían probar los espíritus y examinar los espíritus y llegar a una unidad de la verdad basada en la verdad bíblica. Ves, he intentado eso. He ido a iglesias para ver si les gustaría tener un estudio bíblico. Tenían tanto miedo de que pudieran aprender la verdad que me echaron por fuera. Mi Biblia me dice que son los malvados que tienen miedo. Los justos no tienen nada de qué temer y se les manda que busquen y estudien.


Como hemos señalado anteriormente en las notas históricas, Ignacio fue utilizado por el diablo para desarrollar un sistema de “iglesia” que se hizo obediente a una jerarquía de hombres, no a Dios. Todo el propósito del sistema de “iglesia” era para controlar los pensamientos y la voluntad del hombre. En lugar de que cada individuo viniera a su propia experiencia personal con Dios, ahora se le decia qué creer, qué pensar y cómo vivirlo. A medida que las iglesias “cristianas” proliferaron, cada una separándose de la anterior, continuaron estableciendo este sistema de control. Cada denominación se separó de la anterior y estableció su propia “caja” para esconderse de Dios y controlar a sus miembros. Llegarían tan lejos con una cierta doctrina, y luego pararían y no irían más lejos. Es por eso que tienes más de 42,800 denominaciones en todo el mundo con un promedio de 10 nuevas organizadas cada semana. Enciclopedia Cristiana del Mundo.


Sin embargo, ¿quién está enseñando el evangelio como Jesús nos mandó enseñarlo? Ahora puedes ver la verdad de Apocalipsis 17: 5, “Misterioso: La Gran Babilonia [Iglesia Católica], Madre de las Prostitutas [Todas las iglesias protestantes que se unen a ella en sus enseñanzas] y de las abominables idolatrías de la tierra”.


Cada “iglesia” en la tierra hoy es controlada por un sistema de poder. Ya sea desde arriba hacia abajo, o desde abajo hacia arriba. Abajo hacia arriba, siendo los miembros de la congregación. Si un ministro es contratado por una congregación dominical, ¿crees que va a enseñar la verdad acerca del séptimo día de reposo, sábado? La mayoría no lo hará. ¿Crees que él va a arriesgar su cheque de pago, poder y estatus a causa de “un día”? Por supuesto no. ¿Que hará él? “Porque vendrá el tiempo en que los hombres no soportarán la sana doctrina. En su lugar, para satisfacer sus propios deseos, reunirán alrededor de ellos un gran número de maestros para decir lo que sus oídos que pican quieren oír. Ellos apartarán sus oídos de la verdad y se volverán a los mitos.” 2 Timoteo 4:3, 4.


En lugar de exaltar a Cristo, permítanme citar a usted lo que un mayor periódico “cristiano” escribió. “La iglesia y el (papel de la iglesia), el (papel de la iglesia) y la iglesia: ellos son contrapartes. De manera peculiar a nuestra fe, la comunión, el papel y la iglesia se mezclan, interactúan y se fomentan mutuamente. El (papel de la iglesia) es el ventaje delantera de la iglesia. El (papel de la iglesia) busca representar a la iglesia, avanzar la iglesia, y articular la iglesia.” No hay mucho allí sobre Jesús, ¿no? Todo se trata de “iglesia”. Y esa era una iglesia que guarda el sábado.


¿Han caído todas las “iglesias” hoy? ¿Hay alguna enseñando la pura Palabra de Dios? Puesto que pocos serán salvos, como Jesús dijo, ¿puedes ver por qué? Y sin embargo, todo el mundo piensa que van ir al cielo. Todo el mundo piensa que su iglesia enseña la verdad. Eso es porque han dado su salvación a la iglesia. Han dejado de aprender por la verdad y han hecho la iglesia, la denominación y el ministro su dios. Puesto que han aceptado a otro dios en su vida, no pueden ir al cielo. Han quebrantado el primer mandamiento, “No tendrás otros dioses delante de Mí.” “Oh, que uno de ustedes cerraría las puertas del templo, ...” Malaquías 1:10.


Debido al sistema de la “iglesia” de hoy, ninguna nueva verdad es permitida en las iglesias. Ningún sistema de iglesia permitirá que se enseñe un concepto “diferente” de lo que ya se ha aceptado. No quieren “discordia” en sus iglesias. No quieren ser demostrados que han estado equivocados durante todos estos años. Eso no se parecía muy bien, ¿verdad? Así que las “iglesias” de hoy son contento de estar estúpidas mientras que entretienen a su gente en el camino al infierno. 


Sin embargo, en lugar de dejar entrar la verdad de Dios, se inclinan hacia atrás para dejar entrar los estándares mundanos, como la homosexualidad y la ordenación de la mujer.


“Sin embargo, el Altísimo no vive en edificios hechos por manos humanas. Como dice el profeta: ‘El cielo es mi trono, y la tierra es mi escabel. ¿Qué clase de casa puedes construir para mí’ -dice el Señor-, ‘¿o qué lugar hay en que puedo descansar? Fue mi mano la que hizo todas estas cosas, ¿no es así?’ ¡Gente obstinada con corazones y oídos incircuncisos! Siempre te opones al Espíritu Santo, como hacían tus antepasados.” Hechos 7:48-51. Nada ha cambiado en 2000 años.


Es el “sistema de iglesia” del diablo que impide que el libre intercambio de ideas fluya de iglesia a iglesia, o incluso miembro a miembro. Puesto que ninguna iglesia quiere estar equivocada, ellos prohíben que su gente estudie con cualquier otra iglesia o lea cualquier cosa que no venga del sistema “oficial” de la iglesia. Ese lavado de cerebro está en cada iglesia. Se expresa de muchas maneras diferentes, pero para demostrarlo, simplemente pregúntele a un miembro de una iglesia diferente si les gustaría tener estudios bíblicos con usted. Probablemente declinen diciendo que tienen estudios bíblicos en su iglesia. No están dispuestos a escuchar nuevas ideas o explorar otras posibilidades. Qué triste.


Ningún cristiano verdadero tiene miedo de aprender. Debemos escuchar. Debemos leer. Debemos probar los espíritus. He leído las diferentes doctrinas de la mayoría de las denominaciones y religiones incluyendo la fe islámica. Incluso he leído el Corán. Así es como sé quién es y quién no es de Dios. ¿Estamos haciendo la “iglesia” nuestro dios, o estamos haciendo a Dios nuestra iglesia?


Pero, ¿qué hacemos con el texto de Hebreos 10:25 que nos dice que no dejemos de congregarnos? Nada. Todos los días, cuando leo el correo de los presos, me estoy congregando con ellos en espíritu. Cuando estoy en el teléfono con otros cristianos, estoy “congregando” con ellos. Cuando estoy en sitios de plática con otros cristianos, estoy “congregando” con ellos. No se dice “congregan en un edificio de iglesia”. Pero lo más importante, nos dice que cuando nos congregamos, debemos estar “exhortando [uno al otro]”. Mucho de eso no pasa en nuestras iglesias. Tal vez estamos haciendo el “congregando” equivocado en nuestras iglesias.


Entonces, ¿cómo debo adorar a Dios? En lugar de escuchar a su predicador, su iglesia, su denominación o grupo, ¿por qué no permitie que Dios responda a esa pregunta? Aquí está Su respuesta simple. “Por tanto, os ruego, hermanos, en vista de la misericordia de Dios, que ofrezcáis vuestros cuerpos como sacrificios vivos, santos y agradables a Dios, este es vuestro culto espiritual. No te conformes con el modelo de este mundo (o sus iglesias), sino transformaos con la renovación de tu mente.” Romanos 12:1, 2.


El Antiguo Testamento comprendió ese concepto. Cuando Jacob huyó de su hermano, se durmió una noche, bajo las estrellas, y el Señor se reveló Él mismo a Jacob. Por la mañana, Jacob dijo: “Esta no es otra cosa que la casa de Dios; esta es la puerta del cielo.” Génesis 28:17. Ellos entendían que cualquier lugar donde se encontraban con Dios era la “casa” de Dios, incluso si no había un edificio presente.


Qué sencillo. En pocas palabras, la verdadera adoración es vivir la vida santa, justa y perfecta que Dios quiere que vivamos. Si haces la “iglesia” tu dios, pierdes. Si haces Dios tu iglesia, tienes vida eterna.


“No formen yunta con los incrédulos. ¿Qué tienen en común la justicia y la maldad? ¿O qué comunión puede tener la luz con la oscuridad? ¿Qué armonía tiene Cristo con Belial? ¿Qué tiene en común un creyente con un incrédulo? ¿Én qué concuerdan el templo de Dios y los ídolos? Porque nosotros somos templo del Dios viviente; como dijo Dios: ‘Haré mi morada entre ellos, y andaré entre ellos, y yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo.’ Salid, pues, de en medio de ellos, y apártense, dice el Señor, y no toquen nada impuro; entonces te daré la bienvenida.” 2 Corintios 6:14-17. Salga de tu iglesia ahora.

Textos Relacionados

Hechos 2:2 Hechos 9:11
Hechos 9:17 Hechos 10:6
Hechos 10:17 Hechos 10:22-25
Hechos 11:3 Hechos 12:12
Hechos 16:13-15 Hechos 28:30
Romanos 16:5 1 Corintios 16:19
Colosenses 4:15 1 Pedro 2:5