TEOLOGÍA

Antes y Después
Lavado de Cerebro
Fe
Situación de La Vida Real
Fe y Dios
Jesús como Hijo
Prueba de la Biblia
Bondad
Conocimiento
Plan de Salvación
Antiguo Pacto
Lugar Santísimo
Atrio Exterior
Lugar Santo
Nuevo Pacto
Primer y Más Grande Mandamiento
Dominio Propio
Perseverancia
Piedad
Bondad Fraternal
Amor
Aumento de Medida
Conocimiento II
Gracia
• Un Historia de Gracia
Obras
Jesús nuestro Salvador
Romanos Siete
Romanos 3
Falsos Profetas
Almas y Muerte
Oración
El Sábado
Maldad
Rectitud
Prueba de Discipulado

 

Maldad

En una encuesta realizada por una de las principales revistas, algo así como 85% de los encuestados pensaba que iban al cielo. Sin embargo, esa mismas gente sabían de por lo menos una persona que pensaban que no iba al cielo. Los números no correspondan.

Pero ese es el punto. El diablo tiene la gente engañada. Si él puede hacerle complaciente en el pensamiento de que vas al cielo, estás perdido. Si el diablo puede hacerle que las iglesias enseñan “paz y seguridad” cuando no hay paz y seguridad, la gente seguirán guías ciegos, y todos caerán en la zanja.

Dios es amor. Pero ese amor está lleno de justicia. Así como hemos estudiado, cada uno recibirá la recompensa por su obra. Eso es justicia. El amor de Dios no puede anular a su justicia. Él ha hecho una vía de escape, pero si no trabajas en siguiendo las flechas a la escalera de incendios, te quemará.

Esta sección es para recuerdarte de la gravedad de la rebelión contra Dios y Su Ley. Cuando pensamos de la maldad, lo que viene a la mente son imágenes de Hitler y Stalin, Nerón, ISIS y el bombardero de Oklahoma City, etcetera. También puedes agregar el 9/11 “ataque en América”, la destrucción de las torres gemelas en Nueva York y los terroristas. Pero eso es sólo una parte muy pequeña de la maldad.

Si trabajas para una compañia y llevas voluntariamente una pluma o lápiz del trabajo y lo “robas”, eres malvado. Cualquier parte de quebrantar los Diez Mandamientos, voluntariamente, con la intención, es maldad. Es por esto muy pocos serán salvados. Apocalipsis habla de una multitud salvada, sí, pero ésos son los justos desde Adán hasta nuestro día. Comparado a la población de nuestro planeta hoy en día, es una multitud muy pequeño.

Después de casi 1500 años y una población de varios mil millones de gente, “Al ver el Señor que la maldad del ser humano en la tierra era muy grande, y que todos sus pensamientos tendían siempre hacia el mal, se arrepintió de haber hecho al ser humano en la tierra, y le dolió en el corazón. Entonces dijo: ‘Voy a borrar de la tierra al ser humano que he creado. Y haré lo mismo con los animales, los reptiles y las aves del cielo. ¡Me arrepiento de haberlos creado!’” Génesis 6:5-7.

Sí un Dios amoroso. Pero también un Dios de justicia. La población de la tierra era tan malvada que fue en amor y justicia que Dios borró limpio la tierra. Fuera de una población de varios mil millones de gente sólo ocho (8) se salvaron. ¡Ocho! Todos pensaron que eran salvos. Todos pensaban que Dios era demasiado amable y cariñoso para destruir su creación. Pero todos pensaron mal. Las iglesias mundanas de hoy están pensando mal. No están haciendo caso a la Palabra de Jesús. Él está regresando. Él va a destruir este planeta y la rebelión que está dirigiendo contra Sus Diez Mandamientos.

“Y ahora, por esa misma palabra, el cielo y la tierra están guardados para el fuego, reservados para el día del juicio y de la destrucción de los impíos... Pero el día del Señor vendrá como un ladrón. En aquel día los cielos desaparecerán con un estruendo espantoso, los elementos serán destruidos por el fuego, y la tierra, con todo lo que hay en ella, quedará al descubierto... Ese día los cielos serán destruidos por el fuego, y los elementos se derretirán con el calor de las llamas. Pero, según su promesa, esperamos un cielo nuevo y una tierra nueva, en los que habite la justicia.” 2 Pedro 3:7, 10, 12, 13.

Sólo personas que cumplen los mandamientos tendrán un hogar en la nueva tierra. Como hemos estudiado anteriormente, sólo la gente que cumplen los mandamientos son justos. Los malvados serán quemados como Sodoma y Gomorra. ¿Sabías que encontraron esas ciudades? Sodoma se encuentra sudoeste del Mar Muerto. La ciudad todavía está allí. Las calles y casas todavía están allí. La muralla que rodea la ciudad todavía está allí. Pero se ha quemado a cenizas blancas. Dentro de la ceniza son bolas de fuego de azufre. Ningún otro lugar en todo el planeta tiene esas bolas de fuego de azufre.

Dios “condenó a las ciudades de Sodoma y Gomorra, y las redujo a cenizas, poniéndolas como escarmiento para los impíos”. 2 Pedro 2:6. Aquí otra vez, fuera de un valle de varios cien mil personas, sólo tres (3) sobrevivieron.

No quiero asustarte. La salvación no puede ser obtenido por tácticas de miedo. Nadie será asustado al cielo. Las únicas personas que pueden ir al cielo son los que aman a Jesús tanto que están dispuestos a morir en lugar de quebrantar uno de sus Diez Mandamientos. Aquellos son los únicos que Jesús puede llevar con seguridad al cielo.

Mirarlo como esto. ¿Desea usted que su Estado permitará un asesino serial suelto a vivir al lado de ti? ¿Te gustaría un violador a vivir al lado de sus hijos? Entonces ¿cómo esperas llegar al cielo? Para que Dios sea justo Él sólo puede llevar personas al cielo que quieran, voluntariamente, vivir por las reglas. Si estás quebrantando las reglas y crees que eres lo suficientemente bueno para el cielo entonces Dios debe llevar toda la gente que están quebrantando las reglas. Pero Él no puede. Tu no quiere Él llevando a algunos de aquellos malvados. A juzgar por lo tanto, usted juzga a ti mismo. Las únicas personas que Él puede llevar al cielo son los que cumplen las leyes de sus Diez Mandamientos. Todos los diez de ellos. Incluyendo el día Septímo, sábado, del cuarto mandamiento.

Si crees que Dios es demasiado amoroso y demasiado misericordioso para destruir al malvado, pensar otra vez. Lo hizo por el agua la primera vez. Lo hizo por el fuego a Sodoma. Lo hizo con plagas a Egipto. Lo hizo por Babilonia a Judá. Lo hizo por los romanos a Jerusalén otra vez en 70 d.C. Él lo hará otra vez. Lee el Antiguo Testamento y aprende.

Textos Relacionados

Génesis 6:5, 6 Génesis 13:13
Génesis 18:20, 21 Génesis 19:4, 5, 13, 24
Números 14:1, 2, 10, 27, 43 Números 15:30
Números 16:26, 30, 41 Deuteronomio 1:43
Deuteronomio 7:10, 15, 16 Deuteronomio 9:4, 5
Deuteronomio 27:26 Deut. 28:20, 45, 55-57
Deuteronomio 29:19-21, 26-28 Deut. 31:18
Deuteronomio 32:5 Josué 7:1, 11, 20, 21, 25
Josué 23:12-13 Jueces 2:11, 12, 17, 19
Jueces 3:7, 12 Jueces 4:1
Jueces 6:1 Jueces 10:6, 13, 14
Jueces 13:1 1 Samuel 2:23-25
1 Samuel 3:12-14 1 Samuel 8:7, 8
1 Samuel 12:25 1 Samuel 13:13, 14
1 Samuel 15:11, 19, 23, 24 2 Samuel 3:39
1 Reyes 9:6-9 1 Reyes 11:4, 6, 33
1 Reyes 13:33, 34 1 Reyes 14:9, 16
1 Reyes 15:3, 28-30, 34 1 Reyes 16:7, 19 - 33
1 Reyes 18:18 1 Reyes 21:20-26
1 Reyes 22:52, 53 2 Reyes 3:2
2 Reyes 8:18, 27 2 Reyes 10:31
2 Reyes 13:2, 6, 11 2 Reyes 15:9, 18, 24, 28
2 Reyes 16:2 2 Reyes 17:2-9, 14-23
2 Reyes 17:34, 40 2 Reyes 18:12
2 Reyes 19:28 2 Reyes 21:2 - 9, 13-22
2 Reyes 22:13 2 Reyes 23:32, 37
2 Reyes 24:3, 4, 9, 19, 20 1 Crónicas 10:13, 14
2 Crónicas 12:1 2 Crónicas 19:2
2 Crónicas 21:6 2 Crónicas 22:3, 4
2 Crónicas 24:20 2 Crónicas 28:1, 19
2 Crónicas 33:22 2 Crónicas 34:21, 25 2 Crónicas 36:5, 9, 12-16 Salmo 1:4, 5
Salmo 11:5, 6 Salmo 14:1-6
Salmo 28:4, 5 Salmo 50:16-19
Salmo 52:3, 4 Salmo 53:1-4
Salmo 69:28 Salmo 73:9, 27
Salmo 75:8 Salmo 78:36, 37, 57
Salmo 92:6, 7 Salmo 104:35
Salmo 105:28 Salmo 106:25, 35, 43
Salmo 140:8 Salmo 145:20
Proverbios 1:10, 22, 24, 26, 28-29 Proverbios 2:12-15
Proverbios 3:33 Proverbios 5:22, 23
Proverbios 15:9, 29 Isaías 5:20
Isaías 43:24 Isaías 57:20, 21
Isaías 58:1-3 Isaías 59:2, 4, 6-8
Isaías 65:2-4, 12 Jeremías 2:8, 17, 19 Jeremías 3:4, 5 Jeremías 4:22 Jeremías 5:25, 26, 28 Jeremías 7:26-28
Jeremías 9:13, 14 Jeremías 11:8, 15

Jeremías 13:10 Jeremías 18:12
Jeremías 32:32 Jeremías 33:5
Jeremías 44:4, 5, 10, 27, 28 Jeremías 52:2
Ezequiel 5:5, 6 Ezequiel 6:11
Ezequiel 8:9, 16, 18 Ezequiel 18:20-32
Ezequiel 44:6, 7 Daniel 9:5 -11, 13-15
Oseas 1:2, 6 Oseas 4:5-11, 14
Oseas 5:4-6 Oseas 7:2, 3
Oseas 8:1-3, 5, 7, 13 Oseas 9:9, 15-17
Oseas 10:9, 13 Oseas 11:2, 7, 12
Oseas 12:2, 11 Oseas 13:2, 12 Oseas 14:1, 9 Amós 2:4
Amós 3:2, 10 Amós 5:2, 10, 12
Amós 9:4, 8, 10 Jonás 1:2
Miqueas 2:11 Miqueas 3:4, 9-11
Miqueas 6:12, 13 Miqueas 7:13 Nahúm 1:2, 3 Nahúm 2:8 Habacuc 1:13 Sofonías 1:3 Sofonías 2:10 Sofonías 3:2, 7 Hageo 2:17 Zacarías 1:6 Zacarías 3:1 Zacarías 7:11-13 Malaquías 2:17 Mateo 12:30 Mateo 15:19 Mateo 18:7 Mateo 23:28, 38 Mateo 24:10-12 Mateo 25:45 Mateo 27:3-5, 25 Marcos 4:15-19 Marcos 7:21-23 Lucas 11:39 Lucas 12:47 Lucas 13:26-2 Lucas 19:27 Lucas 21:34 Juan 8:34,43, 44 Juan 15:6 Hechos 5:4-10 Romanos 1:24-32 Romanos 2:5-8 Romanos 8:5, 8 1 Corintios 6:9, 10 1 Corintios 16:22 Efesios 2:2, 3 Efesios 4:18, 19, 20, 31 Efesios 5:3-5 Colosenses 3:5-8, 25 1 Tesalonicenses 2:16 2 Tesalonicenses 1:8, 9 Tito 1:16 Tito 3:3 Hebreos 6:8 Hebreos 10:26, 27 Santiago 4:1-4 1 Pedro 2:8 1 Pedro 4:3
2 Pedro 2:4, 5, 10, 18, 19 1 Juan 2:16, 17 Apocalipsis 21:8