TEOLOGÍA

Antes y Después
Lavado de Cerebro
Fe
Situación de La Vida Real
Fe y Dios
Jesús como Hijo
Prueba de la Biblia
Bondad
Conocimiento
Plan de Salvación
Antiguo Pacto
Lugar Santísimo
Atrio Exterior
Lugar Santo
Nuevo Pacto
Primer y Más Grande Mandamiento
Dominio Propio
Perseverancia
Piedad
Bondad Fraternal
Amor
Aumento de Medida
Conocimiento II
Gracia
• Un Historia de Gracia
Obras
Jesús nuestro Salvador
Romanos Siete
Romanos 3
Falsos Profetas
Almas y Muerte
Oración
El Sábado
Maldad
Rectitud
Prueba de Discipulado

 

 

El Sábado

“El sábado se hizo para el hombre, y no el hombre para el sábado añadió. Así que el Hijo del hombre es Señor incluso del sábado”. Marcos 2:27, 28.

¿Significa este texto que el sábado del los diez mandamientos fue abolido? No mi amigo, el Jesús del Antiguo Testamento es el mismo Jesús en el Nuevo Testamento. Así que para entender este texto, volvamos al Antiguo Testamento y establecemos la fundación para el sábado. Cuando nos establecemos la fundación correcta, que es Jesucristo y lo que él enseñó, entonces la filosofía mundana y las tradiciones se caerán. Jesús es el camino, la verdad y la vida. Siempre mantenga eso primero ante todo en su pensamiento. “Queridos hijos, no permitas que nadie te engañan.” 1 Juan 3:7.

Para comenzar nuestro estudio del sábado, debemos ir hacia atrás hasta el principio del tiempo. Génesis 2:2, 3 – “Al llegar el séptimo día, Dios descansó porque había terminado la obra que había emprendido. Dios bendijo el séptimo día, y lo santificó, porque en ese día descansó de toda su obra creadora.”

El séptimo día es el único día que Dios bendijo y hizo santificado. No encontrará ningún texto en cualquier lugar en todo el Antiguo o Nuevo Testamentos donde Dios bendijo y santificó cualquier otro día. Sin embargo, si te miras a un calendario, usted encontrará que la mayoría de las iglesias mundanas no guardan sagrado Su único bendecido y santificado séptimo día.

En el otro lado de la moneda, por ningún lado en la Biblia hace Dios de quitar ese bendición y santidad sagrado de el séptimo día. Pero la mayoría de las iglesias mundanas inclinan hacia atrás para tratar de cambiar el sábado de el séptimo día de la semana al primer día de la semana. Pero nunca te encontrarás el cambio en la Biblia.

“El séptimo día de la semana judía, del puesta del sol viernes al puesta del sol sábado— el sábado conmemora el séptimo día de la creación, en la que Dios descansó. Es un día de descanso divinamente designado (Éxodo 20:8), de ser dedicado a la oración y el estudio, y su observancia es una marca de la fe judía.” Enciclopedia Multimedia Grolier

“Los cristianos han considerado generalmente el sábado de ser cumplido por el descanso en sábado de Cristo en la tumba y celebrar, en cambio, el día del Señor (domingo) como día semanal de adoración. Es el primer día de la nueva semana, simbólico del interminable día del Señor, el día de la resurrección de Cristo y de su retorno esperado. Algunos grupos protestantes tradicionalmente llaman el domingo el Sábado y aplican a él las regulaciones del sábado del Antiguo Testamento (Sabbatarianismo). En muchos lugares estos han sido dados la fuerza del ley civil (leyes azules).” Enciclopedia Multimedia Grolier

Darse cuenta, le llama a la semana “la semana judía”. Pues, déjame preguntarte, ¿hay cualquier otra semana? ¿No observas tu la semana de 7 días? Como he podido ver, cada nación en la tierra observa una semana de 7 días, no sólo los judíos. ¿Por qué? Porque Dios le dio la semana de 7 días al mundo cuando Él creó el mundo.

Muchos afirman que el sábado fue dada sólo a los judíos. Que es una institución judía. El resto del mundo puede hacer su propio día de adoración. Muchas iglesias afirman que puesto que es una parte de los Diez Mandamientos dado a los judíos en el Monte Sinaí que no necesitamos cumpirlos. Permítanos continuar con esa línea de razonamiento. Puesto que “No robes” también fue dada en el Monte Sinaí a los judíos, entonces también no es para tí y para mí. Por lo tanto, puedo hacer mis propias reglas por lo que puedo y no puedo robar o quitar de usted. Si me gusta tu coche, supongo que está bien de quitarlo de usted. ¿Correcto?

O, qué sobre el sexto mandamiento, “No mates.” ¿Está bien para matar ya que no fue dado al mundo, pero a los judíos? Evidentemente Dios sólo quería que los judíos vivieran sin matar, robar, cometer adulterio y codiciar. Sólo los judíos debían honrar a sus padres, consagrar el sábado y honrar a Dios por no adorar a otros dioses. Nada de eso se aplica a tí y a mí, según las iglesias mundanas. Así que está bien para que yo robarle, violar y matar a su familia. No es un problema con las iglesias. ¿Correcto?

Pero ese no es el caso. No había ningún “judíos” en el tiempo de Moisés. Fueron llamados “Israel”. (Vamos a poner los hechos recto ahora mismo. La nación de Israel se dividió en dos reinos después del Rey Solomon. Los 10 reinos del norte y el Reino del sur de Judá. Pero no hasta el tiempo de la cautividad babilónica, a partir alrededor del 605 A.C., fueron los de “Judá” llamados “Judíos”). Las mismas leyes justas que fueron dados en el Monte Sinaí a los israelitas, también fueron dados al mundo. Los israelitas, como aprendimos antes, eran sólo los depositarios para la ley que era de ser irradia a través de ellos al mundo.

Al leer Génesis usted encontrará que todos los Diez Mandamientos están registrados allí en alguna forma. Esto significa que eran conocidos en el tiempo del jardín del Edén. Es la única forma que Dios puede ser justo. ¿Qué? ¿ es esto otro “error” por parte de Dios? “Ay no, olvidé decirle a Adán y Eva acerca de qué es bien y mal. Soy tan olvidadizo en Mi vejez. Creo que es hora de entregarlas a Moisés antes de que se me olvide”. ¿Es el tipo de Dios que sirves? Yo no. No mi amigo, mi Dios es el mismo. Su salvación ha sido la misma desde Adán hasta ahora. Veamos algunos de los Diez Mandamientos que eran conocidos antes de la entrega de ellos en piedra a Moisés.

1er mandamiento – Adorando a Dios: Génesis 26:5
2 º mandamiento - No ídolos: Génesis 35:2
3er mandamiento – Honrar el Nombre: Génesis 12:8
4 º mandamiento - el sábado: Génesis 2:2, 3
5 º mandamiento - Honrar a los padres: Génesis 22:3-11
6 º mandamiento - No Asesinato: Génesis 4:10-12
7 º mandamiento - No adulterio: Génesis 39:9
8 º mandamiento - No robando: Génesis 31:30
9 º mandamiento - No hablarás mentiras: Génesis 34:13
10 º mandamiento - No codiciando: Génesis 3:6

Es fácil de ver que los Diez Mandamientos, todos de ellos, fueron dados a todo el mundo. Ninguno de ellos pueden ser sacados. Son de Dios, quien es Dios para toda la tierra, o no son. Pero usted no puede tenerlo ambas maneras: a veces Él es, a veces Él no es. La Biblia nos dice claramente que Dios es “el Señor de toda la tierra”. Josué 3:11.

Pero ese pensamiento es el hombre típico. Queremos cambiar las cosas para nuestro beneficio. No queremos hacer lo justo. Queremos hacer lo que es conveniente. Si el sábado no es conveniente, entonces hacemos lo mejor que podemos para tratar de desacreditarlo o diluirlo para calmar nuestras conciencias. Como aprenderás más adelante, fue la iglesia católica que cambió el sábado del séptimo día de la semana a la primera. Esto era para acomodar a los paganos que adoraban al sol en el primer día de la semana: día del sol = domingo.

Pero no hay excusa para no cumplir el sábado. No diluindolo. Es parte de los Diez Mandamientos o no es. Si es, entonces debemos cumplir todos de ellos. Si no es, entonces ninguno de los Diez Mandamientos deben ser cumplidos.

Volviendo a nuestro texto original, ¿qué significa entonces? Iglesias mundanas lo toman para significar de que el sábado fue hecho para que el hombre haga con él lo que le plazca. Si él quiere cumplirlo, bueno. Si no, no hay problema. Fue hecho para ti.

Pero eso no es lo que está diciendo Jesús. Él está enfatizando el punto de que fue hecho para el hombre. Gran diferencia. Aire fue hecho para el hombre. ¿Puede usted decidir no respirar ya? ¿Puede usted elegir reemplazar el aire con bióxido de carbono? No creo. Aire fue hecho para usted. ¿Qué sobre alimentos? También fue hecho para el hombre, Génesis 1:29, 30. Pero no se puede vivir mucho tiempo sin ella. Usted no puede elegir comer metal en lugar de comida. Comida fue hecho para usted. Usted no puede vivir sin aire ni comida.

Si usted compra un coche y leer el manual, se puede leer donde te dice qué combustible para poner en él. Combustible fue hecho para los coches. Pero ¿qué pasa si decides combustible es demasiado caro y quieres utilizar el agua como combustible? Después de todo, combustible fue hecho para coches, no los coches para el combustible.

Entonces usted vierta agua en el tanque. ¿Qué pasará con el coche? Aceite tambien fue hecho para coches. Pero te decides que es demasiado costoso para utilizar. Te razonastes que puesto que el aceite es hecho para los coches y no los coches para el aceite, va a utilizar jabón para aceite. ¿Qué pasará con el coche?

El Sábado fue hecho para usted. Usted no puede vivir sin él. Tal y como no se puede vivir sin comida y el aire no puedes vivir sin el Sábado. El pecado es el quebrantando de los Diez Mandamientos. Si te quebras el Sábado tu peques. La paga del pecado es muerte. No se puede vivir sin el Sábado. Así que Dios lo dio a nosotros para mantenernos vivos. Eternamente y en la actualidad. Necesitamos un día de reposo en nuestras vidas ocupados. El cuerpo necesita un día para calmarse y poner las cosas en perspectiva. Dios le dio ese día para nosotros.

Sin embargo, Él no dijo, “Elije su Sábado.” No dijo, “Elije cualquier día que sea conveniente para usted.” No, Él nos dio un día específico, el séptimo día, para salir aparte de nuestras actividades semanales y para reunirse con Dios.

El sábado fue bendecido y santificado por Dios. Es Su regalo a nosotros. Es como un cumpleaños. No quieres gente celebrando su cumpleaños cuando sea que escogen. Quisiera que les honra a ese día, en ese día. Ese día es cuando se llevará a cabo su fiesta. Así que si tienen su fiesta el mismo día, hora y lugar que tú, todos ustedes podrán disfrutar mútuamente la compañía y compañerismo juntos.

Lo mismo con Dios. Él viene aparte de su horario atareado para reunirse muy específicamente en ese día con nosotros. Pero si hemos elegido otra día como “sagrado”, perdemos Su bendición y presencia especial. Qué pena. Pero esto trae un concepto aún más grande.

Amor. ¿A quién amas? Si usted ama a Dios hará lo que él te pida. Él sólo te pide que tomes una día de descanso, el séptimo día y reunirse con él. Uno de cada siete no es tan difícil. Sin embargo debido a nuestro egoísmo y amor por uno mismo, rechazamos su invitación y perdemos Sus bendiciones especiales.

El 1er mandamiento es, “No tengas otros dioses además de mí.” Sin embargo hacemos nuestra vida, nuestro trabajo, nuestro dinero, nuestra iglesia, nuestros compromisos y nuestros entretenimientos nuestros dioses. Le decimos a Dios vete hacer una caminata, “Reunimos más tarde cuando es conveniente para nosotros.” ¿Es eso el amor a Dios?

Si cualquiera: ministro, sacerdote, iglesia o amigo te dice que puedes escoger cualquier día usted quiere como su Sábado, no son tus amigos. Son tus enemigos. Sólo Dios es su amigo y aquellos quienes están de acuerdo con Dios y hagan lo que él ordena.

Algunas iglesias mundanas le dirá que usted puede guardar todos los día sagrados. ¡No, no puedes! Otra vez, el hombre trata su mejor de cambiar la declaración simple de Dios. Vamos a leerlo otra vez y ver cuál es la verdad. “Acuérdate del sábado, para consagrarlo. Trabaja seis días, y haz en ellos todo lo que tengas que hacer, pero el día séptimo será un día de reposo para honrar al Señor tu Dios. No hagas en ese día ningún trabajo, ni tampoco tu hijo, ni tu hija, ni tu esclavo, ni tu esclava, ni tus animales, ni tampoco los extranjeros que vivan en tus ciudades. Acuérdate de que en seis días hizo el Señor los cielos y la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos, y que descansó el séptimo día. Por eso el Señor bendijo y consagró el día de reposo.” Éxodo 20:8-11.

Ahí está, seis días son ordenados para nosotros a trabajar, no consagrar. Sólo el uno día, el séptimo día, debe ser guardado sagrado. Lo que las iglesias mundanas están confundiendo es una santidad personal y un día de santidad. Debes ser santo a Dios siete días a la semana. Tu puedes ser santo haciendo su trabajo, juego, deportes y etcetera. Tu puedes hacer todas esas cosas sin pecar. Tu puedes hacer todo eso perfectamente, tal como lo hizo Jesús, siete días a la semana. Pero en el séptimo día, debes hacer ese uno DíA sagrado. Es el único Sábado de la Biblia y en el mundo, que fue bendecido, santificado y hecho sagrado por Dios. Debes cumplirlo como Dios te dirige a cumplirlo, tal como debes trabajar los otros seis días tal como Dios te dirige.

Es increíble los aros que las iglesias mundanas intentan brincar a través de para salir por debajo de su obligación a Dios. Ellos actúan como pequeñitos de dos años haciendo un berrinche que no quieren hacer lo que sus padres les manda. Por ejemplo toma el texto en Mateo 12:8. “Sepan que el Hijo del hombre es Señor del sábado”. Muchos utilizan esto para dar a entender que puesto que Jesús es Señor del sábado ya no necesitamos cumplirlo. Como si por ser Señor del sábado Jesús ya no requera que lo cumplimos.

¡Qué enfermedad! Jesús fue también Señor del sábado en el Antiguo Testamento cuando Él se lo dio a Adán y el mundo. ¿Qué ha cambiado? Nada. “Ten cuidado de no olvidar al Señor tu Dios. No dejes de cumplir sus mandamientos, normas y preceptos que yo te mando hoy”. Deuteronomio 8:11. (Una nota interesante: s-ABA-do “ABBA” significa “padre”. Así que, el 7 º día, sábado, fue el primer “Día del Padre”. Cada 7o día, sábado, es “Día del Padre”.)

Jesús nunca quebrantó los Diez Mandamientos que él nos mandó a cumplir. Él no podía. Si Jesús quebrantó cualquiera de ellos, o nos enseñó a quebrantarlos, Él no podía ser nuestro Señor, o Salvador. La única manera que Él puede ser nuestro Salvador es por cumpliendo todos los mandamientos. Y lo hizo. “¿Quien de ustedes me puede probar que soy culpable de pecado?” Juan 8:46. Ninguno de ellos podría.

Jesús es enfático: “Pero el mundo debe que saber que amo al Padre y que hago exactamente lo que él me ha ordenado que haga.” Juan 14:31. ¿No es hora de que te amas a tu Padre y Jesús, tu Señor y haga exactamente lo que ellos te han mandado? ¿No es tiempo de dejar de intentar mover fuera de su responsabilidad y comenzar a obedecer a Dios y guardar su sábado?

Si usted ha estado guardando el sábado pagano, mundano, el primer día de la semana, entonces ¿qué es tan difícil cambiar su lealtad del dios pagano al Dios de la Biblia? Es tan simple. Simplemente obedece a Dios.

Pero usted puede mencionar el texto en Apocalipsis 1:10 donde “en el día del Señor vino sobre mí (Juan) el espíritu.” Usted puede preguntar, “No era eso domingo?” No, no era. El único “día del Señor” jamás documentado en la Biblia es el séptimo día de Dios, sábado. Él es Señor del sábado. Es Su “Día del Señor”. ‘Domingo’ nunca se menciona en la Biblia como el Sábado. Hay solamente unos ocho referencias en toda la Biblia al primer día de la semana, y ninguno de ellos nos manda a consagrarlo. Ninguno de ellos muestra que Dios cambió las bendiciones del sábado al primer día de la semana. Sin embargo, hay más de 100 textos en la Biblia que demuestra el séptimo día de la semana como el día de reposo de Dios y cómo debemos guardarlo.

“Ignacio es considerado de ser el primer escritor cristiano conocido para argumentar a favor del reemplaza del cristianismo del Sábado ‘con el domingo’”. (Wikipedia) Ignacio vivió entre aproximadamente 50-117 D.C.. También inventó el sistema de “iglesia” y el término “Católico”. Era Ignacio que básicamente inventó el catolicismo. Cayó lejos de Dios y fue lo que Juan dijo de gente como él. “Queridos hijos, está es la hora final, y así como ustedes oyeron que el anticristo vendría, muchos son los anticristos que han surgido ya. Por eso nos damos cuenta de que está es la hora final”. 1 Juan 2:18.

El siguiente punto es, ¿cómo lo cumplimos? Las iglesias mundanas te dirá que Jesús trabajó en el Sábado, así que está bien para nosotros también a trabajar en el Sábado. No Él no lo hizo. Jesús no puede quebrantar Sus mandamientos. Si lo hizo, tu y yo no tendría ninguna salvación. El “trabajo” del cuarto mandamiento es un trabajo mundano para apoyar a su familia y hacer sus propias cosas. Los “trabajos” de Dios no caen en esa categoría. Se permite hacer los “trabajos” de Dios en el día de Dios. Trabajos de Dios son sanar a los enfermos, visitar a los presos, alimentar al hambriento, vestir al desnudo, alojar los sin hogar, predicar el evangelio, etcetera. Todos estos son muy bien que hacer en el Sábado. Jesús nos dio estos ejemplos en su vida y ministerio. Eso es lo que tan disgustó los fariseos. Ellos odiaban a Él porque Él estaba haciendo burla de sus prácticas religiosas. Pero Jesús nunca quebrantó el sábado.

Él nunca preparó un mercado en Sábado. Nunca vendió mercancía. Nunca estuvo involucrado en una actividad o pasatiempo mundana en ese día. Jesús cumplió los Diez Mandamientos exactamente como Él nos mandó a cumplirlos. Él es nuestro ejemplo en todas las cosas. ¿Estás siguiendo Su ejemplo de consagrar el séptimo día? Si no, probablemente no es tu Señor y definitivamente Él no es tu Salvador.

“Durante aquellos días vi en Judá que en sábado algunos exprimían uvas y otros acarreaban, a lomo de mula, manojos de trigo, vino, uvas, higos y toda clase de cargas que llevaban a Jerusalén. Los reprendí entonces por vender sus víveres en ese día. Tambien los tirios que vivían en Jerusalén traían a la ciudad pescado y otras mercancías, y las vendían a los judíos en sábado. Así que censuré la actitud de los nobles de Judá, y les dije: ‘¡Ustedes están pecando al profanar el día sábado! Lo mismo hicieron sus antepasados, y por eso nuestro Dios envió toda esta desgracia sobre nosotros y sobre esta ciudad. ¿Acaso quieren que aumente la ira de Dios sobre Israel por profanar el sábado?’” Nehemías 13:15-18.

Cuando los israelitas regresaron de su cautividad en Babilonia intentaron reconstruir su nación. Pero como se puede ver, estaban quebrantando otra vez el sábado. Lo que causó su destrucción y su cautiverio babilónico estaban haciendo otra vez. ¿Y tú? ¿Vas a traer ira sobre ti mismo por negarse a obedecer a Dios? Él ha sido tolerante (gracia) con usted hasta que fuistes capaz de aprender la verdad. Pero desde este momento adelante usted verá una diferencia en tu vida. Si obedeces el sábado serás bendecido. Si usted desobedeces el sábado será maldecido. Eso es lo que dice la Biblia. Yo creo la Biblia.

Camino de Dios

Camino de Hombre

7o Día, sábado, día de reposo Día 1o ,Domingo, Sagrado
Ser perfecto No puede ser perfecto
Dejar de pecar No se puede dejar de pecar
Nacer en justicia No se puede: nacido de la carne
Las enseñanzas de Jesús sólo Añadir enseñanzas de iglesia
Viva en obediencia estricta Vive como te gusta
Cumplir los Diez Mandamientos No se puede: Salvos por Gracia

“Si dejas de profanar el sábado, y no haces negocios en mi día santo; si llamas al sábado ‘delicia’, y al día santo del Señor, ‘honorable’; si te abstienes de profanarlo, y lo honras no haciendo negocios ni profiriendo palabras inútiles, entonces hallarás tu gozo en el Señor; sobre las cumbres de la tierra te haré cabalgar, y haré que te deleites en la herencia de tu padre Jacob.” El Señor mismo lo ha dicho. Isaias 58:13,14.

Por favor, arrepiéntanse del corazón endurecido y camino terco que ha estado viviendo. Confiesa tus pecados y vuelva a Jesús y decir que lo sientes mucho por quebrantar Sus Mandatos. Cambie de tu camino y camina en Su camino.

“Hoy el Señor tu Dios te manda obedecer estos preceptos y normas. Pon todo lo que esté de tu parte para practicarlos con todo tu corazón y con toda tu alma. Hoy has declarado que el Señor es tu Dios y que andarás en sus caminos, que prestarás oído a su voz y que cumplirás sus preceptos, mandamientos y normas. Por su parte, hoy mismo el Señor ha declarado que tú eres su pueblo, su posesión preciosa, tal como lo prometió. Obedece, pues, todos sus mandamientos.” Deut. 26:16-18.

La siguiente pregunta que surge es, “¿Qué día es el séptimo día? Ha sido cambiado el calendario desde la época de Cristo?” ¡No! El ciclo semanal de nuestro calendario no ha sido alterado desde el día de Cristo, o la semana de la creación. Dios no permitirá que su semana y su sábado serán perdidos o confundidos.

Para ayudar con este aspecto, nos vamos otra vez a la Biblia. Nos da un descripción muy claro de qué día es el sábado. Vuelva a Lucas 23:50-56. José fue a piloto y pidió el cuerpo de Jesús. Piloto se le dio a él. Él lo bajó y lo envolvió y lo puso en una tumba. “Era el día de preparación, para el sábado, que estaba a punto de comenzar”.

Darse cuenta de que lo bajó en el día de preparación y el sábado estaba a punto de comenzar. Sabemos que Jesús murió el viernes. Todo el mundo lo sabe. Por esta razón “Viernes Santo” es llamado el “Viernes Santo” y celebrado como el día de la muerte de Cristo. Ese fue el día de preparación, y el sábado estaba a punto de comenzar. El día que comienza después de que el viernes es el sábado.

Continuando adelante leemos que las mujeres también vinieron y siguieron y vieron donde colocaron el cuerpo. “Entonces descansaron el sábado, conforme al mandamiento”. Incluso en la muerte Jesús guardó sus mandamientos. Los discípulos y las mujeres guardaron el sábado. Jesús nunca lo cambió. Jesús murió el viernes y descansó en la tumba durante el sábado, tal como él nos manda a descansar en el sábado.

Lucas 24:1 entonces nos dice que las mujeres volvieron a la tumba después de que el Sábado se terminó. Era el “primer día de la semana” cuando fueron a ver el cuerpo de Jesús. Pero Jesús no estaba allí. Después de reposar durante el sábado, se levantó en el primer día de la semana y continuó con Su trabajo, tal y como ordenado en los mandamientos. Jesús nunca quebrantó el Sábado, o cualquiera de los mandamientos.

Ahora, ¿qué día es el primer día de la semana? ¿Qué día celebras tu la resurrección de Cristo? ¿No celebras tu la resurrección de Cristo en el primer día de la semana, el domingo? ¿Por qué es tan fácil saber qué días Él se murió y se levantó, todavía tener dificultad sabiendo qué día sábado es? El Sábado viene entre el día de la preparación y el primer día de la semana. Entre el viernes y el domingo.
¿No demasiado difícil, es? Pero el corazón obstinado se niega a aceptar la verdad. Los rebeldes siempre quieren hacerlo a su manera. Siempre estarán buscando, pero nunca logran conocer la verdad.

No hay problema con guardar el domingo. No hay problema con ir a la iglesia el domingo. No hay problema con aceptar lo que dice el mundo. Pero cuando se trata de hacer a lo que Jesús dice, guau, qué problema tenemos. Simplemente odiamos a abandonar nuestros pecados y seguir a Jesús. Es por eso muy pocos serán salvos.

Si estás yendo a la iglesia que enseña la adoración dominical, te sugiero que te llevas la verdad a ellos. Si aceptan la verdad, maravillosa. La próxima semana usted, junto con todos ellos, llevará a cabo servicios en Sábado. Pero si no aceptan la verdad, usted debe “Salgan de ella, pueblo mío, para que no sean cómplices de sus pecados, ni los alcance ninguna de sus plagas;...” Apocalipsis 18:4.

Si crees en Dios, le obedecerá a Él. Si no es así, usted recibirá su recompensa por obrando maldad. Yo decido obedecer y recibir mi recompensa por obrando la justicia. Su opción. “¡Miren que vengo pronto! Traigo conmigo mi recompensa, y le pagaré a cada uno según lo que haya hecho.” Apocalipsis 22:12. Elige tu este día a quién servirás.

Muchas iglesias mundanas enseñan que Colosenses 2:16, 17 se acabó con el Sábado. Recuerde, nunca se puede utilizar las escrituras para acabar con la escritura. Eso es del diablo. Dios no se contradice. “Así que nadie los juzque a ustedes por lo que comen o beben, o con respecto a dias de fiesta religiosa, de luna nueva o de reposo. Todo esto es una sombra de las cosas que están por venir; la realidad se halla en Cristo.”

En primer lugar, no estamos hablando acerca del sábado de los diez mandamientos. El sábado mencionado arriba tiene que ver con comidas, bebidas, fiestas religiosas y celebraciones de la luna nueva que son “sombra de las cosas que están por venir”.

El séptimo día sábado nunca fue una sombra. Las sombras fueron dados después de pecado para señalar al Mesías, como estudiado antes. El Sábado fue dado antes del pecado, en el jardín del Edén y no es una sombra de nada. Es la realidad de Jesús, que es los Diez Mandamientos en la carne. (Véase el capítulo: Nuevo Pacto.)

El séptimo día Sábado fue guardado antes del pecado, durante el pecado y será guardado después de pecado en la tierra hecha a nuevo. “Porque así como perdurarán en mi presencia el cielo nuevo y la tierra nueva que yo haré, así también perdurarán el nombre y los descendientes de ustedes —afirma el Señor—. Sucederá que de una luna nueva a otra, y de un sábado a otro, toda la humanidad vendrá a postrarse ante mí —dice el Señor—.” Isaías 66:22, 23.

Sólo la gente que están cumpliendo los mandamientos se van ir al cielo. Gente que se niegan a guardar el séptimo día sábado no pueden ir. No serán felices allí. Se han gastado sus vidas en la rebelión y no quedarán bien. El cielo es donde moran los que aman a Dios. El cielo es donde viverán los que guardan sus mandamientos. El cielo es para los guardadores del sábado. Es para “los cuales obedecen los mandamientos de Dios y se mantienen fieles al testimonio (enseñanza) de Jesús”. “¡En esto consiste la perseverancia de los santos, los cuales obedecen los mandamientos de Dios y se mantienen fieles a Jesús!” Apocalipsis 12:17; 14:12.

Así que ¿qué “días de reposo” es el libro de Colosenses hablando? Él está hablando de los días de reposo de Levítico 23. En Levítico 23 encontramos una diferencia entre el séptimo día, sábado de los diez mandamientos y los días de reposo de fiesta.

Tres veces al año solamente Israelitas debían venir delante del Señor en Jerusalén y sólo en Jerusalén para celebrar la Pascua, la fiesta de las semanas y la fiesta de las trompetas. Cada fiesta tenía una cantidad de tiempo y lugar específica, que los Israelitas debían pasar en la celebración. Con el fin de prepararse para las fiestas los israelitas tuvieron que detener su trabajo normal y hacer el trabajo de prepararse para los días de fiesta. Así leemos, “el primer día celebraran una fiesta solemne en su honor; esa día no harán ningún trabajo regular.” Este fiesta “solemne” fue llamado un Sábado. Sábado sólo significa “día de reposo”. Ellos debían venir aparte de su trabajo normal y hacer el trabajo de prepararse para los días de fiesta. Estos sábados de fiesta sólo podrían ser guardado por un israelita en en tiempo de las fiestas y sólo en Jerusalén. Ellos no podrían ser celebrados en cualquier otro lugar en el mundo.

El séptimo día sábado también es un día de “reposo”. Pero tiene un llamado superior. Fue bendijo y santificado por Dios. Fue dado a todo el mundo y debía ser guardado en todas partes del mundo por toda la gente. Los siguientes textos le ayudará a entender este principio.

7 º día Sábado

Días de Fiesta - dias de reposo

Levítico 23:3

Levítico 23:7, 8

 

Levítico 23:21

 

Levítico 23:24, 25, 27

 

Levítico 23:35, 36

 

1. Lo que encontrará es que estos días de fiesta de reposo, uno al principio y otro al final de cada fiesta, fueron llamados “ordenanzas”. El séptimo día sábado nunca fue llamado una ordenanza. Por esta razón debemos ser muy cuidadosos cuando estudiamos la Biblia.

2. Además, estas fiestas fueron dados sólo a Israel como una nación. Tenían que ver con las ceremonias y los servicios del templo. No fueron dados a Adán y por consiguiente fueron abolidos cuando Israel cesó de ser una nación en el 70 d.C.

3. días de fiesta de reposo cayeron en diferentes días de la semana cada año.

4. el siguiente punto es que estos días de fiestas de reposo no son el Sábado del Señor, pero “Las que ustedes han de convocar como fiestas solemnes.” Los versos 2, 4, 37. ¿Entiendes el punto,? no son el sábado del Señor, son días de reposo del hombre. En el versículo 3 leemos que el día séptimo, sábado “será sábado consagrado al Señor”. Gran diferencia. Cuyo día de reposo estás cumpliendo? ¿El día de reposo, sábado, del séptimo día del Señor o el día de reposo del hombre?

Debemos juntar todas las piezas del rompecabezas en sus lugares correctos. Piezas azules van con azul; piezas rojo van con rojo; piezas amarillo con amarillo; piezas verdes con verde. Si has armado alguna vez un rompecabezas reconocerá inmediatamente de lo que estoy hablando. Eso es lo que haces con las piezas del rompecabezas, las separas por color antes de armar el rompecabezas.

Las iglesias mundanas de hoy mezclan las piezas de la Biblia todos junto y llaman azul, rojo; naranja, verde; amarillo, gris y blanco, negro. Dios prohíbe el llamando a lo bueno, malo y a lo malo, bueno. Cómo se atreven las iglesias mundanas tomar las declaraciones claras de la Biblia y de Jesús y entonces torcerlos y tergiversarlos a su perdición.

Escuchar sólo a Jesús y Jesús sólo. “Cuídense de no echar a perder lo que ustedes han trabajado, procuren más bien recibir la recompensa completa. Todo el que se descarría y no permanece en la enseñanza de Cristo, no tiene a Dios; el que permanece en la enseñanza sí tiene el Padre y al Hijo.” 2 Juan 1:8, 9.

Así como un gobierno terrenal tiene un sello de autoridad, así tambien Dios tiene Su sello de autoridad. Se encuentra en Éxodo 20:8-11. El sello de un gobierno terrenal tiene el nombre (George Washington), el título (Presidente) y el territorio que gobierna (USA).

Dios también tiene Su sello con Su autoridad. Su nombre es Jehová o Señor. Su título es Creador o hacedor de todas las cosas. El territorio que él gobierna es el universo, la tierra y todo en ella. Aquellos que tienen este sello vivirá para siempre en el cielo. Este sello es el 4 º mandamiento, el cumpliendo del sábado.

Tengo la obligación de enseñarte “a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo.” Mateo 28:20. He intentado cumplir con mi obligación. Yo te he enseñado cómo obedecer las enseñanzas de Jesucristo. El resto depende de usted. Si obedeces, conoceremos en el cielo y viviremos eternamente con nuestro Señor y Salvador. Si usted desobedece, te extrañaré. Pero tu hiciste su decisión. Cosecharás lo que siembres. Usted será recompensado completamente para su obra de maldad.

Que Dios te bendiga y mantenerlo en Su camino. Que seas obediente hasta la muerte. Usted será perseguido si obedeces y cumples el séptimo día sábado, día de reposo consagrado. “Dichosos los perseguidos por causa de la justicia, porque el reino de los cielos les pertenece.” Mateo 5:10. “Así mismo serán perseguidos todos los que quieran llevar una vida piadosa en Cristo Jesús.” 2 Timoteo 3:12.

¿Alguna vez haz preguntado por qué hay tan poca persecución en los Estados Unidos hacia los cristianos? Es porque no estamos viviendo la vida cristiana. Si tuviéramos, seramos perseguidos. Esa es la promesa. Pruébalo. Guardar el sábado y todos los Diez Mandamientos de Dios durante seis meses. Vea si usted no será perseguido. Si lo eres es porque ha nacido de nuevo. Si no estás siendo perseguido es porque usted no está caminando en el camino de Jesús.

Mantenga tus ojos en Jesús. Mira a él y a Su verdad. No confies en nadie, especialmente a un ministro o iglesia que no cumplen todos los Diez Mandamientos y el sábado. Permite que Jesús y Jesús sólo sea su guía. Estudiar para su verdad. Luego seguirlo.

Usted puede estar preguntando acerca de ciertas personas “piadosas” que afirman amar a Jesús sin embargo consagran el domingo y predican el domingo como el día de reposo. Podrías señalar a personas en posiciones “altas” como Billy Graham o a Jan y su esposo Paul en TBN (programa “Cristiana” Inglesa) o Joel Olsteen. Podrías mirarlos y pensar que eran cristianos maravillosos. Bueno, echemos un vistazo a estos tres ejemplos y ver si podemos aprender algo de ellos. Recuerdas sobre la persecución por vivir con justicia. ¿Por cuánto persecución ha pasado el Billy Graham? Vamos a ver, con un ingreso personal, sueldo, de más de $200,000 al año, no creo que él está pasando por mucha persecución. ¿Y tú?

¿Qué sobre Jan y su esposo Paul en TBN (programa “Cristiana” Inglesa)? ¿Por cuánto persecución están pasando por vivir la vida “justa”? Bueno, vamos a ver, con un ingreso personal entre ellos de más de $500,000 al año, no creo que están pasando por mucha persecución, ¿y tu? Joel vale más de $40,000,000. Y para pensar que piden a los pobres para dar a sus ingresos codiciosos y egoístas, qué maldad!

Podría yo seguir y seguir adelante nombrando nombres. Hay predicadores por ahí que no están siguiendo el ejemplo de Jesús. Tienen aviónes a reacción, mansiones de varios millones de dólares y sirvientes para servirlos. Qué muy, muy a diferencia de Jesús. Debemos seguir el ejemplo de Jesús y de Jesús solamente. ¿Crees que van a renunciar a ese tipo de salario, ese tipo de ingreso, para algún día antiguo ridículo que Jesús nos manda a consagrar? No creo. De hecho, lo sé. Personalmente han rechazado el séptimo día sábado. Aman demasiado las cosas de este mundo para poder amar a Dios. Pueden presentar un verdadero espectáculo, pero es sólo un espectáculo. ¿Qué te parece? No debemos estar mirando a la gente. Jesús y Jesús sólo.

Textos Relacionados

Génesis 2:2, 3 	              Éxodo 16:23, 25, 26, 29, 30
Éxodo 20:8-11 Éxodo 23:12
Éxodo 31:13-17 Éxodo 35:2, 3
Levítico 19:3, 30 Levítico 23:32
Levítico 26:2 Números 15:32-36
Deuteronomio 5:12-15 Nehemías 10:31
Nehemías 13:15-22 Isaías 56:2, 4-7
Isaías 58:13, 14 Isaías 66:23
Jeremías 17:21-24, 27 Ezequiel 20:11-13,16, 19-21, 24
Ezequiel 22:26 Ezequiel 23:38
Ezequiel 44:24 Amos 8:5
Mateo 12:1-12 Mateo 24:20
Mateo 28: 1 Marcos 1:21
Marcos 2:27, 28 Marcos 3:2-4
Marcos 6:2 Marcos 15:42
Marcos 16:1, 2 Lucas 4:16, 31
Lucas 6:1, 2, 6-9 Lucas 13:10
Lucas 14:1-5 Lucas 23:54-56
Lucas 24:1 Juan 5:9, 10, 16, 18
Juan 9:14, 16 Juan 19:31
Hechos 13:14, 15, 27, 42, 44 Hechos 15:21
Hechos 16:13 Hechos 17:2
Hebreos 4:4, 9