TEOLOGÍA

Antes y Después
Lavado de Cerebro
Fe
Situación de La Vida Real
Fe y Dios
Jesús como Hijo
Prueba de la Biblia
Bondad
Conocimiento
Plan de Salvación
Antiguo Pacto
Lugar Santísimo
Atrio Exterior
Lugar Santo
Nuevo Pacto
Primer y Más Grande Mandamiento
Dominio Propio
Perseverancia
Piedad
Bondad Fraternal
Amor
Aumento de Medida
Conocimiento II
Gracia
• Un Historia de Gracia
Obras
Jesús nuestro Salvador
Romanos Siete
Romanos 3
Falsos Profetas
Almas y Muerte
Oración
El Sábado
Maldad
Rectitud
Prueba de Discipulado

 

Situacion de la Vida Real

Tú ves a un hombre entrar en su coche. Él inserta la llave y durante 30 minutos da vuelta, vuelta y vuelta a la llave. Nada pasa. Te acercas a él para ver si puedes ayudar. Cuando él da vuelta a la llave, no oyes nada - ningún sonido. Te acercas y pregunte si hay un problema en la que puedes ayudar. Él responde con cortesía que no hay problema, todo está bien.

¿Qué pensaría usted de este hombre?

Preguntes al hombre ¿por qué él continúa a dar vuelta a la llave cuando es obvio que nada funciona? Él responde que no hay ningún problema. Él te dice que las instrucciones que llegó con el coche le dijo que tenga fe y que funcionará muy bien. Él dice que él está practicando su fe y todo está bien.

Ahora ¿que opinas sobre él?

Viendo las instrucciones encima del tablero de instrumentos, tu suavemente extende su brazo adentro y lo tomas para leer. Las instrucciones dicen, “Tenga fe, en los siguientes procedimientos, y el coche funcionará muy bien:

1) Oprimir botón azul bajo el tablero para conectar el interruptor de encendido con la batería

2) Inserte la llave y dale vuelta

Ahora ¿que opinas de este hombre?

Sin embargo repetidamente, vemos gente yendo a la iglesia, leyendo la Biblia y orando. Haciendo los muchos “hechos” sin resultados. La vida todavía está encadenado por el pecado, miserable, lleno de dolor y enfermedad. Si esto parece familiar y lo ves sucediendo en tu vida, ¿no es hora de hacer una buen mirada a las instrucciones otra vez? Tal vez te faltó algo. Tal vez la fe no es sólo “creyendo”, pero creyendo lo que dice el manual y obedeciendolo.

Cuando me callí en la prisión me di cuenta de que algo estaba mal. Yo hice una decisión de tirar por fuera el conocimiento que me habían enseñado mi pastor, iglesia y denominación y de estudiar las instrucciones para la verdad. Quería saber lo que fue mal. La Biblia fue una mentira o la gente que me estaban diciendo su “verdad” eran mentirosos. Abrí mi Biblia para comenzar una odisea que cambió mi vida. “Y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.” Juan 8:32. Encontré la verdad y sí me liberó.

Fe es siendo “seguro de lo que se espera y cierto de lo que no se ve”. Hebreos 11:1. Las palabras claves son “seguro” y “cierto”. ¿Cuántas veces tratarás de encender y apagar el switch de un luz, encender y apagar, antes de que perdió la fe y lo dejó si no encendió la luz? ¿Dos veces? ¿Tres veces? ¿Cuántas veces antes de que estabas seguro y cierto de que no funcionaba? Entonces ¿qué haría usted? ¿Cambiar la bombilla y reemplazarlo con una nueva que funcionó? En el camino cristiano, ¿por qué se aferran la gente a su creencia de que no funciona? ¿Por qué no tírarlo y conseguir uno que funcione?