TEOLOGÍA

Antes y Después
Lavado de Cerebro
Fe
Situación de La Vida Real
Fe y Dios
Jesús como Hijo
Prueba de la Biblia
Bondad
Conocimiento
Plan de Salvación
Antiguo Pacto
Lugar Santísimo
Atrio Exterior
Lugar Santo
Nuevo Pacto
Primer y Más Grande Mandamiento
Dominio Propio
Perseverancia
Piedad
Bondad Fraternal
Amor
Aumento de Medida
Conocimiento II
Gracia
• Un Historia de Gracia
Obras
Jesús nuestro Salvador
Romanos Siete
Romanos 3
Falsos Profetas
Almas y Muerte
Oración
El Sábado
Maldad
Rectitud
Prueba de Discipulado

 

 

Fe y Dios


Para tener fe en Dios o la Biblia, debe probarse de ser seguro y cierto. ¿Podemos poner Dios y la Biblia a prueba de ser seguro y cierto? ¡Sí! Permítanos empezar con Dios.

¿Quién es el Dios del Antiguo Testamento?
¿Quién es el Dios del Nuevo Testamento?
¿ Quién o Qué es “Dios”?

Yo necesitaba entender el concepto de Dios. Entendiendo Dios era fundamental para mi siendo puesto libre. Si yo creía que el Dios del Antiguo Testamento y el Dios del Nuevo Testamento eran dos individuos diferentes, sería fácil cambiar “verdad” de Antiguo a Nuevo. Esto aprendí era parte de la confusión en las iglesias y organizaciones mundanas de hoy.

“Dios”, yo aprendí, no era una persona. Las letras “D” “I” “O” “S” no son el nombre de una persona, entidad o espíritu. Son sólo letras. Estas letras representan un “título”. Un amigo mío en el sistema penitenciario de California se llama a un “preso”. Eso es su “título”. “Preso” no es una persona; no es su nombre. “Preso” es simplemente un “título”, una clasificación para la identificación fácil de los 200,000 presos en el sistema penitenciario de California.

Cuando el Departamento de Correcciones de California quiere informar a todos los presos de las reglas o cambios que les afectan, no notifica a todos ellos por su nombre. Se utiliza la clasificación, título, “preso”. De esa manera todos los presos saben que las reglas se aplican a ellos, todos los 200,000 individuos. Aunque el uno título se aplica a todos los 200,000 presos, todos los 200,000 presos no son uno. Todos están encerrados y reciban bastante tanto como cada otro “preso”. Todos tienen uno “título” y todavía, cada uno de ellos son individuos.

Si la prisión quiere ponerse en contacto con mi amigo se utiliza su nombre y número de designación personal. Lo mismo es verdad para “Dios”. La Biblia usa el título “Dios” cuando habla en términos general sobre aquellos que tienen el título de “Dios”. Cuando quiere ser personal y identificar cual persona con el título de “Dios” está hablando, entonces nombra a ese individuo específico. Tres personas distintas tienen el título de “Dios”. Esto es lo que confundió a los judíos. Sin embargo, si hubieran sido verdaderos estudiantes del Antiguo Testamento habrían entendido que hubo por lo menos tres individuos con el título de Dios.

Génesis 1:1 “Dios en el principio, ...”. En el idioma hebreo, la palabra que traducimos como Dios en este texto está escrito en la forma plural. Se debe traducir, “(Los) dioses en el principio...”. Los dioses: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo eran todos involucrados en el planeando y creando del mundo. También llegaron a ser involucrado de una manera muy personal en el creando de hombre. “Hagamos al ser humano a nuestra imagen y nuestra semejanza.” Gen 1:26. “El ser humano ha llegado a ser como uno de Nosotros.” Génesis 3:22

“Nosotros” y “Nuestra” son palabras claves. Son plurales, así como es “Dios”. Trabajaron como un equipo en la construcción de nuestro planeta. El padre actuaba como el Arquitecto. Jesús era el Constructor y el Espíritu Santo era el Inspector.

A este punto en un estudio un rabino sabría que hubo más de uno individuo con el título de Dios. ¿Cuántas más habián? Los judíos posiblemente no saben la respuesta a esa pregunta. Cuántas no era importante. Sólo que eran más de una entidad poseendo el título de Dios.

El problema que se presenta es cuando gente citan equivocadamente la Biblia. ¿Cuántas veces has escuchado la frase, “El Señor nuestro Dios es uno Dios”? Tristamente la realidad es que esto es un cita equivocada. La verdad se encuentra en Deuteronomio 6:4. “Escucha, oh Israel: el Señor nuestro Dios, el Señor uno es.” Esto no dice que hay uno Dios, sólo que el Señor es uno. Verás, el individual con el título de Dios que se llama “Señor” es sólo una persona. Él no es muchos. Sólo una persona de los tres titulares de Dios puede ser llamada “Señor”. Esa persona es Jesucristo.

En estudiando el libro de Daniel los judíos habría ganado más comprensión en esta verdad. En Daniel 7:13, 14 Daniel nos muestra el “hijo del hombre” acercándose al venerable anciano. El hijo del hombre (Jesús) fue dado autoridad, poder soberano, dominio y lo más importante, adoración.

Los Diez Mandamientos prohíbe estrictamente la adoración de cualquier otra persona o cosa. Por lo tanto, los judíos y nosotros, habría sabido que estos dos individuos tenían el título de Dios. Ellos también sabían de las escrituras que el Espíritu Santo era un titular del título de Dios. Poner todo junto y tienes uno, dos, tres individuos con el uno título de Dios.

Así que ¿cuál era el problema con los judíos? ¿Por qué tenían tanto problema con Jesús siendo su Dios? Para entender su manera de pensar necesitas ponerte en sus zapatos. En 605 A.C. Nabucodonosor, rey del imperio babilónico, atacó Jerusalén. En tres campañas sucesivas aniquiló Jerusalén y destruyó el templo de Dios. 2 Reyes 21:1-18; 24:2-4; 25:1-21.

Estas calamidades ocurrió porque los judíos fueron infieles al Dios de los cielos. Adoraban a muchos “dioses” incluyendo el dios de Baal (el dios del sol: adoración del día del sol), Asera y Moloc. Cuando regresaron del cautiverio para reconstruir su nación, aprendieron su lección: adorar solamente el “uno” Dios de los cielos. Pero hicieron su propio “uno Dios” y otra vez se negaron a escuchar a la verdad de la Biblia.

¿Eres así culpable de creer lo que usted o su denominación quiere que crees en vez de creer lo que dice la Biblia?

Los judíos adoraban el “uno” dios que ellos fabricaron. Se llegaron a ser obsesionados con la idea de “uno”. Del Antiguo Testamento ellos sabían de los numerosos nombres y designaciones del Dios del Antiguo Testamento. Algunos de estos nombres eran:

Títulos de Dios

YAHVÉ (Traducido Señor en NVI): Génesis 2:4, 5, 7-9, 15, 18, 19, 21, 22

ROCA: Génesis 49:24; Salmo 18:2, 46: Isaías 44:8

Pastor: Génesis 49:24; Salmo 23:1; Ezequiel 34:11, 12

Yo soy: Éxodo 3:14; Levítico 18:2-6, 21, 30; 19:3, 4, 10, 12, 16, 18, 28, 31, 32, 37

El CAMINO: Deuteronomio 1:33; 4:7; 5:33; 8:6; 9:16; 10:12; 11:22, 28; 19:9; 26:17; 28: 9.

LA vida: Proverbios 6:23; 8:35; Deuteronomio 30:20; 32:47

EL rey: Salmo 5:2; 10:16; Isaías 44: 6

Ahora echemos una mirada a Jesús y por qué Él era tan problema a los judíos. Su Dios, Yahvé, vivió en el cielo. Jesús (significa “Yahvé salva”) estaba caminando entre ellos. Jesús estaba permitiendo que la gente llamarlo Señor y adorarlo como solo una persona con el “título de Dios” podría ser adorada.

La roca (Jesús, Pedro no) era la fundación de la nación y la religión judía. Esta Persona declaró de ser esa Roca. Mateo 16:18; 1 Corintios 10:4; 1 Pedro 2:5-8.

Su Pastor fue el Uno que les guiaron dentro de la tierra de Canaán. Esta Persona declaró de ser el verdadero Pastor. Juan 10:11, 14.

El “Yo soy” partió el mar rojo para los israelitas pueden pasar a través de él. Este Jesús declaró ser el “yo soy”. Juan 8:12, 14, 15, 16, 18, 21, 23, 24, 28, 38, 46, 49, 50, 58

El Camino y la Vida eran referencias a los Diez Mandamientos y el Dios Yahvé que les dio. Jesús dijo, “Yo soy el camino y la verdad y la vida”. Juan 14:6. El “hijo del hombre” de Daniel fue dado adoración. Jesús declaró ser el hijo del hombre - Mateo 8:20. Yahvé era el Rey de Israel. Jesús permitió la gente llamarlo Rey - Juan 12:12-15. Entonces Él mismo tomó el título - Juan 18:37.

Los judíos no eran ignorantes de esto. Ellos sabían que Él era su Dios Yahvé del Antiguo Testamento. Zacarías, uno de sus propios sacerdotes, había sido dicho por el ángel que su hijo, Juan el Bautista, prepararía el camino para su Dios “Yahvé”. Lucas 1:17, 76. Los judíos trataron de matar a Jesús porque “Él incluso llamaba a Dios su propio padre, haciéndose igual a Dios.” Juan 5:18. Meses más tarde cambiaron de “siendo igual” a “Tú un simple hombre, pretender ser Dios.” Juan 10:33. De hecho, Miqueas 5:2 del Antiguo Testamento dijo a los judíos que el Yahvé del Antiguo Testamento nacería.

Si los judíos, que fueron bien familiarizados con el Antiguo Testamento, reconocieron que Jesús declaró ser el Dios del Antiguo Testamento, entonces yo necesitaba reconocer la afirmación de Jesús como el Dios Yahvé del Antiguo Testamento.

Esta entendimiento de Jesús, como Uno con el título de Dios del Antiguo Testamento, me ayudó a confiar en Jesús como Dios. Cuando Él habló en el Antiguo Testamento como Señor yo sabía que Él, como Señor en el Nuevo Testamento, no cambiaría. Mi Jesús era el mismo en ambos Antiguo Testamento y Nuevo Testamento y hoy. Mi fe ahora tenía una Roca, un fundamento firme que pude poner mi fe (confianza) en. Yo sabía que el Señor todopoderoso del Antiguo Testamento era el mismo Señor todopoderoso que murió en la cruz por mí. Isaías 44:6, 8; 45:5, 18, 22; Apocalipsis 1:8, 17, 18.

Ahora que yo sabía quien era Jesús, yo podía adorarlo. Tomás lo hizo. Él dijo: “Señor mío y Dios mío”. Juan 20:28. Todos los discípulos lo adoraron. Mateo 28: 17. Jesús aceptó su adoración sin romper los Diez Mandamientos. ¿Por qué? Él era titular del título de Dios. Ya que Él es un titular del título de Dios, yo sabía que él no mentiría a mí. Números 23:19; 1 Samuel 15:29; Malaquías 3:6; Tito 1:2. Ahora yo estaba listo para escuchar a lo que Él tenía que decir. ¿Y tú?

En este punto, anotar sus sentimientos, conceptos y perspectivas de la cristiandad. Entonces compruébalos después de te haz leído el libro. Ver si han cambiado.

ANTIGUKO TESTAMENTO
NUEVO TESTAMENTO
SEÑOR
TÍTULO
SEÑOR
SALMO 27:1
LUZ
Juan 8:12
ISAÍAS 55:1
AGUA
Juan 7:37
SALMO 23:1
PASTOR
Juan 10:11, 14
SALMO 18:2
ROCA
1 Cor. 10:4
SALMO 86:11
CAMINO Y LA VERDAD
Juan 14:6
SALMO 71:22
El SANTO
Juan 6:69
SALMO 98:6
REY
Juan 1:49
ISAÍAS 44: 6
PRIMERO Y ÚLTIMO
Apocalipsis 22:13
ÉXODO 3:14
YO SOY
JUAN 8:58
EZ. 28: 1, 11, 20
VERBO
Juan 1:1, 14
EZ 37:5, 12
RESURRECCIÓN
Juan 11:25
DANIEL 7:13
HIJO DEL HOMBRE
Lucas 18:31
SALMO 100:3
CREADOR
Juan 1:3
DEUT 30:20
VIDA
Juan 1:4
ISAÍAS 43:11
SALVADOR
Mateo 1:21